Gotabaya Rajapaksa, hasta ahora presidente de Sri Lanka y que salió del país ayer entre protestas en la capital, informó este miércoles de la designación del actual primer ministro, Ranil Wickremesinghe, como presidente en funciones encargado de la nación.

La designación de Wickremesinghe, informada por el presidente del Parlamento en una declaración a la prensa, llega el mismo día en que la nación espera que Rajapaksa haga efectiva su dimisión tal y como anunció el pasado sábado, tras huir de su residencia oficial obligado por unas protestas multitudinarias.

Manifestantes celebran tras asaltar la oficina del Primer Ministro en Colombo, Sri Lanka, el 13 de julio de 2022. Las autoridades de Sri Lanka declararon el estado de emergencia e impusieron el toque de queda en la provincia occidental del país. EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE

Manifestantes celebran tras asaltar la oficina del Primer Ministro en Colombo, Sri Lanka, el 13 de julio de 2022. Las autoridades de Sri Lanka declararon el estado de emergencia e impusieron el toque de queda en la provincia occidental del país. EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE (CHAMILA KARUNARATHNE/)

Estado de emergencia

Sin embargo, la tensión sigue debido a que manifestantes antigubernamentales desafiaron gases lacrimógenos, cañones de agua y la declaración de un estado de emergencia e irrumpieron en la oficina del primer ministro, tras la huida del país horas antes del presidente Gotabaya Rajapaksa.

Los manifestantes exigen que el primer ministro Ranil Wickremesinghe renuncie al mismo tiempo que Rajapaksa, quien prometió hacerlo este miércoles, acorralado por la peor crisis económica y política de la historia de esta isla al sur de India.

Un grupo de mujeres y de hombres rompieron la barrera impuesta por los militares y penetraron en el despacho del primer ministro agitando banderas del país, señalaron testigos a la AFP, a pesar de que la policía y el ejército intentó detenerlos lanzándoles gas lacrimógeno y cañones de agua.

Manifestantes antigubernamentales irrumpieron también en la sede del principal canal de televisión público de Sri Lanka y aparecieron brevemente en emisiones al aire, según imágenes de esa cadena.

Manifestantes ayudan a un miembro de las fuerzas de seguridad tras inhalar gases lacrimógenos durante una protesta frente a la oficina del Primer Ministro en Colombo, Sri Lanka, el 13 de julio de 2022. EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE

Manifestantes ayudan a un miembro de las fuerzas de seguridad tras inhalar gases lacrimógenos durante una protesta frente a la oficina del Primer Ministro en Colombo, Sri Lanka, el 13 de julio de 2022. EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE (CHAMILA KARUNARATHNE/)

Previamente, el primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, pidió al ejército y a la policía “que hagan lo necesario para restablecer el orden”, en una declaración televisada el miércoles, después de que manifestantes tomaran por asalto su oficina.

Los manifestantes “quieren impedir que cumpla con mis responsabilidades como presidente en funciones”, añadió. “No podemos permitir que los fascistas tomen el control”, afirmó.

Desde el exilio, delega presidencia

«He sido informado de que, en virtud del artículo 37 de la Constitución, ya que el presidente Gotabaya Rajapaksa está fuera del país, Ranil Wickremesinghe fue designado para cubrir todas las funciones de su cargo», dijo el presidente del Parlamento, Mahinda Yapa Abeywardene.

El artículo citado por Abeywardene señala que «el presidente, en caso de enfermedad, ausencia, u otra razón que lo incapacite a ejercer sus funciones» puede delegar sus funciones en el primer ministro.

Rajapaksa anunció el pasado sábado, después de huir de su residencia oficial obligado por una protesta multitudinaria que asaltó el palacio presidencial, que renunciaría al poder tal y como han venido exigiendo decenas de miles de ciudadanos en las calles durante los últimos meses.

El mandatario abandonó Sri Lanka a bordo de un avión de la Fuerza Aérea, en compañía de su esposa y dos guardaespaldas, haciendo uso de sus capacidades como presidente de la nación.

Rajapaksa no se ha dirigido directamente a la nación en días, y tanto su renuncia como la designación de hoy han sido comunicadas solo a través de Abeywardene o Wickremesinghe, quien el pasado sábado anunció su dimisión del puesto de primer ministro debido a las protestas.

Confiados en los compromisos de dimisión de Rajapaksa y Wickremesinghe, los partidos de la oposición han acordado elegir entre los miembros del Parlamento el próximo 20 de julio al nuevo presidente de Sri Lanka. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *