El presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó una ley que amplía las restricciones en contra de la llamada “propaganda LGBTQ+”, e incluye sanciones en contra de quien incumpla las normas.

Según la legislación, se considera propaganda LGBTQ+ a “la difusión de información o acciones públicas dirigidas a la formación de actitudes sexuales no tradicionales, su atractivo y de ideas distorsionadas de la equivalencia social de las relaciones sexuales tradicionales y no tradicionales”.

El presidente de la cámara baja justificó la ley como una solución que “protegerá a nuestros niños, el futuro del país, de la oscuridad que se extiende por EE.UU y los Estados europeos”.

Volodimir Zelenski, Vladimir Putin y el rey Carlos III de Inglaterra aparecen en la lista Persona del Año que elige Time

Las multas de la ley, que fue aprobada por la Duma del Estado y por el Consejo de la Federación de Rusia, ascienden a 10 millones de rublos (165.200 dólares) por violar la legislación.

La sanción para ciudadanos comunes será de 100.000 rublos (1.650 dólares) y el valor se duplica para funcionarios que incurran en la falta. Si la propaganda se esparce entre menores de edad, la multa será el doble. Dependiendo de la gravedad del caso, las personas jurídicas podrán ser castigadas hasta con 90 días de suspensión de actividades.

Para los turistas o residentes sin ciudadanía, se aplicará la misma sanción que para los ciudadanos rusos. Sin embargo, se considerará un agravante usar el internet y los medios de comunicación para la propaganda, por lo que los extranjeros podrían ser expulsados del país en caso de violar la ley.

Imagen de archivo de activistas LGTBI en San Petersburgo (Rusia). Anatoly Maltsev/EFE

Imagen de archivo de activistas LGTBI en San Petersburgo (Rusia). Anatoly Maltsev/EFE

Este proyecto de ley, respaldado por el regulador de los medios de comunicación rusos, Roskomnadzor, ha sido criticado por organizaciones de derechos humanos. Amnistía Internacional señaló que aumentará la homofobia con el permiso del Estado ruso y que alcanzará un nivel completamente nuevo.

“El nuevo proyecto de ley de ‘propaganda gay’ no solo priva descaradamente a las personas LGTB de su derecho a la libertad de expresión y respalda su discriminación, sino que probablemente también dará lugar a un aumento de los ataques violentos y otros delitos motivados por el odio contra ellas”, dijo la directora para Europa del Este y Asia Central de Amnistía Internacional, Marie Struthers.

(I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *