Una fortísima tromba de agua, que descargó en poco más de dos horas un tercio de las lluvias de todo el año, ha arrasado esta madrugada el centro de Italia, donde al menos 10 personas han muerto y otras 4, incluidos dos niños, están desaparecidas, y donde el barro y el agua han devastado varios pueblos, que no fueron alertados del peligro.

Todas las víctimas se registraron en la provincia de Ancona, en la región de Las Marcas, el área más afectada por la intensa tormenta, que los meteorólogos atribuyeron a los efectos de un calurosísimo verano, al tiempo que alertaron de la posibilidad de intensas trombas de aguas en todo el país durante el próximo mes.

«Ha sido un fenómeno muy violento», durante el cual se contabilizaron 400 milímetros de agua en poco más de dos horas, «lo que significa un tercio de las lluvias caídas durante todo el año», indicó el responsable de la Protección Civil Italiana, Fabrizio Curcio, que ha viajado al área afectada para supervisar las tareas de rescate y reunirse con las autoridades locales.

Consecuencias de las inundaciones repentinas provocadas por una bomba de lluvia durante la noche, en Senigallia, provincia de Ancona, Italia central, el 16 de septiembre de 2022.

Consecuencias de las inundaciones repentinas provocadas por una bomba de lluvia durante la noche, en Senigallia, provincia de Ancona, Italia central, el 16 de septiembre de 2022. (STEFANO SACCHETTONI/)

Cerca de 200 bomberos y varios helicópteros trabajan desde anoche en las zonas afectadas, entre las provincias de Ancona y Pesaro-Urbino, donde están buscando a los desaparecidos una vez que las lluvias han parado, desplazándose hacia el sur del país.

Entre los desaparecidos figura un niño de seis años que se encontraba con su madre en un vehículo. La mujer fue rescatada por los bomberos pero la fuerza del agua se llevó al chico.

“El centro histórico de Cantiano ya no existe. La plaza principal fue arrollada por la fuerza del lodo que invadió y destruyó los bares, la farmacia, los comercios, llevándose todo el mobiliario, todo”, contó conmovida Natalia Grilli, la adjunta de la alcaldía de Cantiano, en la región de Las Marcas.

La fuerza del temporal ha causado numerosos desprendimientos de tierra, formando grandes torrentes de agua y barro que han arrasado varios pueblos, como se puede ver en las imágenes emitidas por las televisiones italianas sobre la tormenta, que también se ha dejado notar en las cercanas regiones de Toscana y Umbría.

El interior de un edificio inundado y dañado tras las inundaciones repentinas causadas por una bomba de lluvia nocturna, en Pianello di Ostra, provincia de Ancona, centro de Italia.

El interior de un edificio inundado y dañado tras las inundaciones repentinas causadas por una bomba de lluvia nocturna, en Pianello di Ostra, provincia de Ancona, centro de Italia. (ALESSANDRO DI MEO/)

En particular en la zona de Senigallia, en Ancona, se recuperaron los cuerpos de cuatro fallecidos en un garaje, así como los de otros dos hombres, mientras que otra víctima se localizó dentro de su vehículo, que fue arrastrado por el agua, junto a otro individuo que sí logró salvarse al agarrarse a un árbol.

Río desbordado

El inesperado desbordamiento del río Misa sumió la zona en una «situación apocalíptica», según el alcalde de Castelleone di Suasa, el pueblo donde se busca a un niño de 8 años arrastrado por la corriente, a cuya madre lograron rescatar los bomberos, después de que ambos abandonaran el coche en el que habían quedado atrapados.

En poco tiempo, las calles «se convirtieron en ríos», dijo Luigi D’Angelo, coordinador de emergencias de Protección Civil, quien aseguró que «el calor de estos días, al chocar con una célula de aire frío, ha determinado tan violentos fenómenos».

Según el portal Meteo.it, se trató de un sistema tormentoso nacido al oeste de Cerdeña que cruzó el mar Tirreno reforzándose y dejando como resultado torrenciales chaparrones en la cordillera central de los Apeninos y las áticas inundaciones en Las Marcas.

Un puente peatonal colapsado tras las inundaciones repentinas causadas por el río Sanguerone debido a una bomba de lluvia nocturna en Sassoferrato, provincia de Ancona, que ya deja al menos 10 personas fallecidas.

Un puente peatonal colapsado tras las inundaciones repentinas causadas por el río Sanguerone debido a una bomba de lluvia nocturna en Sassoferrato, provincia de Ancona, que ya deja al menos 10 personas fallecidas. (ALESSANDRO DI MEO/)

«Estos son los cambios climáticos que se están produciendo tras el calurosísimo verano de 2022, que terminará oficialmente mañana con la llegada de fuertes vientos, mal tiempo y un descenso generalizado de las temperaturas. Pero como se vio ayer, el riesgo de chaparrones veraniegos, debido al calor acumulado, nos acompañará durante las próximas semanas», explicó en su web.

El alcalde de Sassoferrato, también en Ancona y uno de los pueblos más afectados, de donde son varios de los desaparecidos, aseguró que no habían recibido ningún aviso especial que les advirtiera de que algo así podría suceder, sólo una alerta habitual por viento y lluvia. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.