“No quiero que vuelva a suceder”, imploró el miércoles al Congreso de Estados Unidos una niña de 11 años, sobreviviente del tiroteo en la escuela primaria de Texas hace dos semanas.

Miah Cerrillo, quien describió cómo se untó con la sangre de una compañera asesinada para que el joven de 18 años que abrió fuego en su aula pensara que ella también estaba muerta, dijo que ya no se sentía segura en la escuela, durante una audiencia sobre la regulación de armas de fuego en Estados Unidos.

Cerrillo, una alumna de cuarto grado de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, relató su terrible experiencia cuando 19 de sus compañeros de clase y dos maestras fueron baleados el 24 de mayo en un salón de clases.

‘[El tirador] le disparó a la pequeña ventana y luego se trasladó a las otras aulas y luego se fue, hay una puerta entre nuestras aulas, y pasó por allí. Luego le disparó a mi maestra y le dijo: ‘buenas noches’ y le disparó en la cabeza”, explicó Cerrillo sobre el tiroteo masivo.

Miguel Cerrillo, padre de Miah Cerrillo, estudiante de cuarto grado de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, llora mientras ella testifica durante una audiencia del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes sobre violencia armada en Capitol Hill en Washington, DC, EE.UU., 08 de junio de 2022. EFE/EPA/Andrew Harnik

Miguel Cerrillo, padre de Miah Cerrillo, estudiante de cuarto grado de la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, llora mientras ella testifica durante una audiencia del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes sobre violencia armada en Capitol Hill en Washington, DC, EE.UU., 08 de junio de 2022. EFE/EPA/Andrew Harnik (Andrew Harnik / POOL/)

‘Y luego le disparó a algunos de mis compañeros de clase y a la pizarra. Cuando fui a las mochilas, le disparó a mi amigo que estaba a mi lado y pensé que iba a volver a la habitación’, continuó en declaraciones pregrabadas que se reprodujeron ante el panel. ‘Entonces agarré la sangre y lo puse todo sobre mí. “Me quedé callada y luego tomé el teléfono de mis maestros y llamé al 9-1-1… y le dije que necesitábamos ayuda”, dijo Cerrillo, alegando que en ese momento la policía llegó a su salón de clases.

Cuando se le preguntó en un testimonio en video pregrabado qué quería que sucediera en su escuela, respondió: “Tener seguridad”. Cuando se le preguntó si se sentía segura en la escuela, negó con la cabeza y dijo: “No quiero que vuelva a suceder”.

Salvador Ramos: El joven de origen hispano autor del sangriento tiroteo en la escuela de Uvalde en Texas que sufrió acoso escolar por tartamudear y cecear

El 24 de mayo de 2022, Salvador Ramos, de 18 años, abrió fuego en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, matando a 19 estudiantes de primaria y dos maestros e hiriendo a varios más. Antes de ir a la escuela le disparó a su abuela, que sobrevivió. Ramos fue asesinado a tiros por la policía.

Pide responsabilidad

Ayer martes, el actor Matthew McConaughey, nacido en Uvalde (Texas) y él mismo propietario de armas de fuego, acudió a la Casa Blanca para pedir a la clase política que abandone sus diferencias y apruebe cambios reales para frenar las masacres de una vez por todas.

“Estamos en una ventana de oportunidad en este momento en la que no habíamos estado antes, una ventana en la que parece que un cambio real, un cambio real puede suceder”, dijo McConaughey, de 52 años, a los periodistas. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.