Una pequeña ciudad de Járkov, al este de Ucrania, llamada Izyum sufrió un feroz ataque por parte de los bombarderos rusos y luego fue tomada por las tropas de Vladimir Putin. A pesar de esto, los lugareños recibieron a los enemigos con hospitalidad en el conflicto Rusia-Ucrania.

En los locales que aún quedaban en pie, prepararon comida y brindaron alcohol a los invasores, quienes estaban hambrientos y sedientos, pero sin saber que la cortesía venía acompañada con venganza.

“Sabemos que está paranoico”: Aumenta el temor de Vladimir Putin de ser asesinado por lo que utiliza un doble, nadie se acerca a él sin su aprobación y su comida es revisada constantemente

Ucranianos reciben a las tropas de Vladimir Putin con una terrible sorpresa

Pasmados por la hospitalidad de los ucranianos, los rusos se confiaron y no se percataron que tanto la comida como el alcohol estaban envenenados, resultando dos soldados muertos y otros 500 intoxicados, de los cuales 28 están en estado grave, según los servicios de inteligencia ucranianos.

“Hornearon pasteles para la 3° división rusa de fusileros motorizados y los untaron con veneno”, afirmó la Dirección de Inteligencia de Defensa de Ucrania, reseñó el Mirror.

“Como resultado, dos invasores fueron asesinados y otros 28 fueron a cuidados intensivos. Su estado actual está por especificarse”, anunció la organización.

La dirección de Inteligencia agregó que “otros 500 soldados de la misma división están internados en el hospital por intoxicación por alcohol fuerte de origen desconocido”.

La ciudad quedó devastado por la invasión

Aun cuando los esfuerzos por vengarse dieron buenos resultados para los ucranianos, no pudieron evitar que los rusos destruyeran la ciudad. Los suburbios de Izyum, con una población pequeña de casi 50 mil habitantes, fueron arrasados por los bombardeos y ataques de precisión.

Ucrania amenaza liquidar a insurgentes, Moscú advierte de guerra civil

Los rusos dejan solo escombros y cadáveres a su paso.

Escuelas, clínicas, casas y todo lo que se atravesó en el paso de los bombardeos y ataques aéreos, se redujo a escombros.

“Estaban bombardeando muy lentamente, sin prisa. Están borrando a la población, tal vez para tratar de hacer que la gente abandone el lugar. Están destruyendo Ucrania, definitivamente”, lamentó Mykola Shaposhnyk, una residente que declaró a Sky News.

La lugareña recordó que “incluso mi padre, que vivió la Segunda Guerra Mundial dijo que los alemanes no hicieron esto”. (I)

La ciudad de Izyum al este de Ucrania está destruida.

La ciudad de Izyum al este de Ucrania está destruida. (Andrzej Lange/)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.