Ucrania rechazó el lunes el ultimátum ruso de entregar la asediada ciudad de Mariúpol, mientras un nuevo bombardeo dejó ocho muertos en un centro comercial de Kiev, la capital.

Casi 350.000 personas están atrapadas sin agua ni electricidad en la ciudad portuaria de Mariúpol, bombardeada por las tropas rusas desde hace casi un mes.

El mando militar del Kremlin había advertido a las autoridades de Mariúpol que tenían hasta “las 5 de la mañana (…) del 21 de marzo” para responder a ocho páginas de demandas, que según responsables ucranianos equivaldrían a una capitulación.

Rusia llamó este domingo a las fuerzas ucranianas para que se rindiesen y abandonasen “sin armas” Mariúpol, algo que Kiev calificó de “delirio”.

Columnas de humo salen de una zona residencial en la ciudad de Mariúpol, en el sureste de Ucrania, asediada desde hace tres semanas por las tropas rusas, en una imagen tomada el pasado sábado 19 de marzo. EFE/Galyna Balabanova

Columnas de humo salen de una zona residencial en la ciudad de Mariúpol, en el sureste de Ucrania, asediada desde hace tres semanas por las tropas rusas, en una imagen tomada el pasado sábado 19 de marzo. EFE/Galyna Balabanova (Galyna Balabanova/)

La ciudad de Mariúpol, en el sureste de Ucrania, centra la atención de la guerra con Rusia, en un asedio que se mantiene desde hace días y que tiene visos de prolongarse.

Los separatistas prorrusos del este ucraniano afirmaron este lunes que la toma de control en la ciudad portuaria de Mariúpol «no es un asunto de dos o tres días, y ni siquiera de una semana».

«No soy tan optimista como para decir que el asunto se resolverá en dos o tres días o en una semana. Lamentablemente, no es así. Se trata de una ciudad grande», dijo Denís Pushilin, líder de los separatistas de la república de Donetsk, cuya independencia Moscú reconoció a finales de febrero.

Pushilin, cuyas palabras recoge la televisión pública rusa, dijo que dentro de Mariúpol permaneсen «varios miles de batallones nacionalistas ucranianos».

Heroica defensa en Mariúpol

El ministro ucraniano de Defensa, Oleksii Reznikov, dijo hoy que la resistencia de Mariúopol, fuertemente bombardeada por los rusos hace días, está «salvando» a otras ciudades, como Dnipro, Kiev y Odesa, del recrudecimiento de una ofensiva contra ellas.

«Los heroicos defensores de Mariúpol han jugado un papel muy importante en la destrucción de los planes del enemigo y en la mejora de nuestra defensa», dijo el ministro, para quien, gracias al «coraje» de los habitantes de esa ciudad,»se han salvado decenas de miles de vidas en toda Ucrania».

«Hoy Mariúpol está salvando Kiev, Dnipro y Odesa. Todo el mundo debe entender esto», dijo el ministro en un parte de guerra colgado en las redes sociales.

La cifra de muertos en un bombardeo anoche de las fuerzas rusas contra un centro comercial en Kiev asciende ya a ocho, según informó la fiscalía general ucraniana a través de Telegram.

El centro comercial quedó destruido como consecuencia del fuego que provocó el ataque de las fuerzas rusas y también resultaron dañadas las ventanas de las viviendas próximas y los coches estacionados en las inmediaciones.

Mientras, según el Ministerio de Defensa ucraniano, desde que comenzó la invasión – el 24 de febrero – las tropas ucranianas han derribado cien aviones y 120 helicópteros, además de haber destruido 500 tanques y 1.500 vehículos blindados.

Rusia informó hoy, en el vigésimo sexto día de su “operación militar especial” en Ucrania, de que la pasada noche sus fuerzas aéreas destruyeron 44 objetivos militares ucranianos.

Salir de la ciudad sitiada

Un representante del Ministerio de Defensa ruso aseguró que las fuerzas ucranianas que depongan las armas podrán abandonar Mariúpol de una forma “segura y sin que su vida corra peligro”.

Añadió que a partir del mediodía del lunes en la ciudad podrán entrar convoyes humanitarios tanto de Kiev, como de territorios del este del país, que no están bajo su control.

El Kremlin insistió este lunes en que las fuerzas rusas “organizan corredores humanitarios” y dijo que las noticias de que no dejan salir a nadie “son una completa mentira”. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.