El antiguo reino de Ceilán, hoy Sri Lanka, tiene un pasado atado a la majestuosidad de sus maravillosas ciudades. La isla escogida por el viajero Marco Polo como una de las más lindas, está situada en el océano Índico, separada tan solo por 31 kilómetros de la India peninsular por el estrecho de Palk.

Apenas en el año 2019, Lonely Planet escogía a Sri Lanka como un destino estrella por los soberbios paisajes, las playas interminables, sus budas gigantes y la hospitalidad de sus ciudadanos. Hoy sin embargo, está en las portadas de los medios mundiales por la crisis económica y política que ha afectado a la isla también llamada como ‘Esmeralda del Índico’.

Su territorio tiene una longitud máxima de 432 km y un ancho más extremo de 224 km. Para este 2022 se contabilizan allí unos 22 millones de habitantes. Al estar junto a cientos de rutas comerciales siempre ha seducido a inmigrantes, invasores, misioneros, mercaderes y viajeros de la India, Asia oriental y Oriente Medio.

Entre 1948 y 1972, Ceilán fue un país independiente en la Mancomunidad de Naciones que compartió como monarca a la reina Isabel II con Australia, Canadá, Nueva Zelanda y el Reino Unido, y algunos otros estados soberanos.

En 1948, la colonia británica de Ceilán obtuvo su independencia. En 1972, el país se convirtió en una república dentro de la Mancomunidad, y su nombre se cambió a Sri Lanka.

La Unesco destaca la belleza de sus antiguas ciudades, entre esas la ciudad santa de Anuradhapura, que fue la capital política y religiosa de Sri Lanka por espacio de trece siglos, hasta su destrucción y abandono a raíz de una invasión sobrevenida el año 993. Oculto bajo la espesura de la jungla durante mucho tiempo, el espléndido sitio de la ciudad, con sus palacios, monasterios y monumentos, es de nuevo accesible.

Sus otros paisajes van desde las tupidas selvas, con riberas repletas de cocoteros, llanuras de arrozales, montañas con sus plantaciones de té, todo ello, unido a una gran variedad de flores, destaca el diario chileno La Sexta.

La presencia inglesa quedó reflejada en las altas montañas que antes eran selva, pero que en los siglos anteriores se convirtieron en enormes plantaciones de té, de los más apreciados del planeta.

No hay que olvidar el olor a clavo, cardamomo, canela y té de la época en la que Ceilán era un punto estratégico dentro de la ruta de las especias en los siglos XVI y XVII.

Crisis económica

La economía de Sri Lanka, basada en el turismo, se desplomó tras la pandemia de coronavirus. Este 9 de julio, miles de ciudadanos se apoderaron de las calles para exigir que el presidente Gotabaya Rajapaksa asumiese la responsabilidad por los desajustes financieros que arruinaron a este país isleño de Asia meridional.

Ranmuthugallage Kularatna Perera (R), empleado de la División de Transporte de la estatal Organización Nacional de Equipos y Maquinaria, y su esposa cuidan sus verduras en el huerto de su casa en el Suburbios de Colombo, Sri Lanka, 24 de junio de 2022. Sri Lanka declaró los viernes como feriado oficial para que los empleados del gobierno se dediquen a cultivar vegetales en sus patios traseros para evitar la inminente escasez de alimentos, mientras el país lucha con la peor crisis económica de su historia en décadas. debido a la falta de reservas de divisas, lo que provocó una grave escasez de alimentos, combustible, medicinas, fertilizantes y bienes importados. EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE

Ranmuthugallage Kularatna Perera (R), empleado de la División de Transporte de la estatal Organización Nacional de Equipos y Maquinaria, y su esposa cuidan sus verduras en el huerto de su casa en el Suburbios de Colombo, Sri Lanka, 24 de junio de 2022. Sri Lanka declaró los viernes como feriado oficial para que los empleados del gobierno se dediquen a cultivar vegetales en sus patios traseros para evitar la inminente escasez de alimentos, mientras el país lucha con la peor crisis económica de su historia en décadas. debido a la falta de reservas de divisas, lo que provocó una grave escasez de alimentos, combustible, medicinas, fertilizantes y bienes importados. EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE (CHAMILA KARUNARATHNE/)

El gobierno del presidente Gotabaya Rajapaksa declaró una moratoria sobre su deuda externa por 51.000 millones de dólares y la falta de divisas dificulta la importación de comida, combustible y otros bienes esenciales.

Con esta estrategia, Rajapaksa buscaba impulsar así la golpeada industria del turismo, que llegó a generar 4.000 millones de dólares anuales antes de la llegada de la pandemia, pero que debido a las restricciones cayó a 507 millones de dólares en 2021.

Ahora, tras el pedido de destitución de miles de sus compatriotas, anunció que hará efectiva su renuncia el próximo miércoles 13 de julio.

Pese al gran impacto que ha supuesto el descenso del turismo en Sri Lanka, las autoridades informaron que “las llegadas de turistas en junio aumentaron un 8,8 %” con respecto a mayo, y esperan que las cifras sigan en aumento pese a ser temporada de baja actividad para el sector.

La caída del turismo, junto al gran endeudamiento y la escasez de productos de primera necesidad y combustible, sumergieron a Sri Lanka en una de las peores crisis económicas desde su independencia del Imperio británico en 1947.

La falta de combustible obligó a las autoridades esrilanquesas a finales de junio a limitar su uso con el objetivo de estirar por unos días las escasas reservas de las que dispone el país.

EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE

EFE/EPA/CHAMILA KARUNARATHNE (CHAMILA KARUNARATHNE/)

No obstante, países como Reino Unido, uno de los más interesados en el atractivo de esta isla de playas blancas y grandes plantaciones de té, recomendó a sus ciudadanos que no viajen a Sri Lanka en estos momento.

Las autoridades británicas “desaconsejan todos los viajes, excepto los esenciales, a Sri Lanka, debido a la situación actual”, señaló ayer la Alta Comisión Británica en Colombo, en un comunicado de Twitter. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.