El temblor que se registró a las 01h16 locales (06h16 GMT), con epicentro en el océano Pacífico fue la réplica más fuerte de las casi 1.300 que se han contabilizado desde el terremoto de 7,7 del pasado lunes, según datos del Servicio Sismológico Nacional.

El sismo, de magnitud 6,9 sacudió la la madrugada de este jueves a gran parte de México, con balance de dos fallecidos en la capital. Además de sentirse en Ciudad de México, el movimiento telúrico provocó pánico en los estados de Michoacán, Colima, Jalisco y Guerrero, todos con costa en el Pacífico.

El sismo sorprendió a los habitantes de Ciudad de México cuando ya estaban dormidos. Muchos de ellos salieron corriendo al escuchar la alerta vistiendo sus pijamas y algunos cargando a sus perros, que no cesaban de ladrar.

“Afortunadamente no hubo daños mayores. Desde luego se lamenta la pérdida de dos personas aquí en la Ciudad de México”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador al iniciar su conferencia de prensa matutina.

Los fallecidos en la capital son un hombre que sufrió un infarto y una mujer que se golpeó la cabeza al caer de las escaleras de su domicilio, tras la activación de la alerta sísmica, reportó la alcaldía local.

Qué dice la ciencia sobre la idea de que en México hay más terremotos en septiembre

La alerta sísmica tiene un estruendoso sonido, pero esa alarma viaja a mayor velocidad que las ondas sísmicas y advierte sobre un movimiento telúrico mayor un minuto en promedio antes de que ocurra, permitiendo desalojar viviendas o encontrar una zona segura.

Siguen remezones en Michoacán

El epicentro estuvo ubicado a 84 km de Coalcomán, en el estado de Michoacán (oeste), donde se originó el evento principal del lunes, que de acuerdo al sismològico mexicano que dejó también dos muertos y más de 3.000 inmuebles averiados.

Personas permanecen en las calles después de registrarse un terremoto la madrugada de este jueves en la Ciudad de México (México). EFE/ Sáshenka Gutiérrez

Personas permanecen en las calles después de registrarse un terremoto la madrugada de este jueves en la Ciudad de México (México). EFE/ Sáshenka Gutiérrez (Sáshenka Gutiérrez/)

El pasado lunes, un potente sismo remeció México menos de una hora después de que millones de personas participaran en un simulacro, como se realiza cada 19 de septiembre, cuando se conmemoran dos fuertes terremotos que ocurrieron esa misma fecha en 1985 y en 2017.

En 1985, un terremoto de 8,1 sacudió a México dejando amplias zonas de la capital en ruinas. Según datos del registro civil, más de 10.000 personas murieron tan solo en la megaurbe.

En tanto, el 19 de septiembre de 2017 otro sismo de 7,1 sorprendió a los mexicanos, dejando 369 fallecidos.

Expertos del Servicio Sismológico Nacional explicaron el lunes que la ocurrencia de estos tres terremotos en la misma fecha es producto de una mera coincidencia. México registra una intensa actividad sísmica por hallarse en el Cinturón de Fuego del Pacífico, que une a América con Asia y donde ocurren la mayoría de los terremotos en el mundo. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.