Rusia confirmó este martes el comienzo de una nueva fase de la guerra con Ucrania en la región del Donbás, en el este del país, según declaraciones del ministro de Exteriores ruso Sergei Lavrov.

Lavrov se refirió a esta “otra fase” de la “operación especial” como un “momento my importante”.

En una entrevista con la televisión india, el ministro fue preguntado si Rusia estaba considerando el uso de armas nucleares.

“Solo armas convencionales”, respondió.

Funcionarios ucranianos han advertido recientemente a Occidente sobre el posible uso de Moscú de armas nucleares tácticas.

Al comienzo de la guerra, el presidente ruso Vladimir Putin ordenó a las fuerzas de disuasión (que incluye armas nucleares) rusas ponerse en máxima alerta y un número de funcionarios del gobierno ruso han deslizado que el país estaría dispuesto a usarlas en determinadas circunstancias.

La confirmación de esta nueva fase por parte de Rusia ocurre un día después de que el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, adelantara que esa esperada ofensiva comenzara en el este de su país.

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, aseguró que Rusia solo utilizará armas convencionales en esta nueva fase del conflicto. Getty Images

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, aseguró que Rusia solo utilizará armas convencionales en esta nueva fase del conflicto. Getty Images

70.000 efectivos rusos

“La operación en el este de Ucrania tiene como objetivo, como se anunció desde el principio, liberar completamente las (autoproclamadas) repúblicas de Donetsk y Luhansk. Y esta operación continuará”, dijo Lavrov.

“Se inicia otra etapa de esta operación, y estoy seguro que será un momento muy importante de toda esta operación especial”, añadió.

Por varias semanas, Moscú ha estado concentrando refuerzos en la región del Donbás, de acuerdo al Instituto de Estudio para la Guerra.

Funcionarios estadounidenses afirman que Rusia tiene 76 grupos de batalla en el este, añadiendo 11 en los últimos días. Estos grupos normalmente comprenden entre 700 y 900 soldados más equipamiento militar.

Según estimaciones ucranianas, en total hay más de 700.000 efectivos rusos en el Donbás.

La experta en política de seguridad rusa, Aglaya Snetkov, señala que se cree que hay otros 22 grupos de batalla alrededor de la devastada ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur de Ucrania.

Si esa ciudad clave cae, permitiría que esas fuerzas se muevan hacia el norte y se unan a la lucha en Donbás, lo que podría ser importante pero no necesariamente decisivo.

PA MEDIA

PA MEDIA

¿Por qué importa esta región?

El Donbás es una antigua región productora de carbón y acero en Ucrania. Esta zona también comprende las regiones de Luhansk y Donetsk, que se extienden desde las afueras de Mariúpol, al sur, hasta la frontera norte.

“La clave es que han sido identificadas por el Kremlin como las partes rusófonas de Ucrania que son más rusas que ucranianas”, explica Sam Cranny-Evans, del Royal Untited Services Institute.

Pero distintos expertos indican que esto no implican que las regiones sean prorrusas.

Vladimir Putin, el presidente ruso, ha hecho repetidamente la acusación infundada de que Ucrania ha llevado a cabo un genocidio en el este.

Cuando comenzó la guerra, casi dos tercios de las regiones del este estaban en manos de Ucrania. El resto estaba a cargo de apoderados rusos, que crearon pequeños estados respaldados por Moscú durante una guerra que comenzó hace ocho años.

Justo antes de la guerra, Putin reconoció a las dos regiones orientales como independientes de Ucrania.

Si Rusia conquistara ambas grandes regiones, el siguiente paso sería anexarlas como ya hizo Putin con la península de Crimea en 2014 tras un polémico referéndum, según comentan expertos. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.