Los equipos de rescate recuperaron los cadáveres de las 22 personas a bordo del avión de la compañía Tara Air que se estrelló el domingo en el oeste de Nepal, y este martes se completó el traslado aéreo de los cuerpos hasta Katmandú.

«Todos los cuerpos fueron trasladados vía aérea a Katmandú. Se enviaron a un hospital para la autopsia», afirmó a Efe el portavoz de la Autoridad de Aviación Civil de Nepal, Deo Chandra Lal Karna, que anotó que diez de los cadáveres habían llegado el lunes a la capital nepalí y el resto lo hicieron este martes.

«Hemos cerrado formalmente la misión de búsqueda y rescate», anunció el portavoz. Además se recuperó la caja negra de la aeronave, que ha sido entregada a una comisión de investigación que formó el Gobierno el lunes para esclarecer las causas del accidente.

El Hospital Universitario en Katmandú, Nepal.EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA

El Hospital Universitario en Katmandú, Nepal.EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA (NARENDRA SHRESTHA/)

Aunque el accidente se produjo el domingo, no fue hasta un día después que se identificó el lugar del siniestro en el distrito de Mustang (noroeste) a más de 4.000 metros de altura, donde el avión se estrelló contra la falda de una montaña, esparciendo los cuerpos de los pasajeros en un radio de unos cien metros.

Según Karna, el motivo del siniestro se conocerá tras la investigación, pero «los informes preliminares apuntan al factor meteorológico detrás del accidente».

Las víctimas son trece nepalíes, cuatro indios, dos alemanes y tres miembros de la tripulación.

El avión Twin Otter 9N-AET perteneciente a la aerolínea Tara Air volaba de la ciudad central de Pokhara al aeropuerto de Jomsom, en el distrito de Mustang. Despegó de Pokhara hacia las 09.55 hora local (04.10 GMT) y las autoridades perdieron contacto a penas diez minutos después, según la Autoridad de Aviación Civil de Nepal.

Victima del accidente del avión de Tara Air en foto de 30 de mayo. EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA

Victima del accidente del avión de Tara Air en foto de 30 de mayo. EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA (NARENDRA SHRESTHA/)

Ruta peligrosa

Situado en pleno Himalaya, Jomsom es un destino popular entre los turistas extranjeros que visitan el Annapurna (8.091 metros) o la región de Mustang, así como entre peregrinos hindúes.

El vuelo entre Pokhara, una ciudad situada a unos 200 kilómetros al noroeste de Katmandú, y Jomsom dura a penas veinte minutos pero es conocido por su dificultad técnica.

La ruta cuenta con una abultada historia de accidentes, una de ellas en agosto de 1998 cuando un avión de la compañía Lumbini Airways se estrelló al despegar de Jomsom, matando a los 18 pasajeros.

Otras 18 personas murieron en un accidente similar en 2002 a bordo de un Twin Otter de la aerolínea Shangri-La Air, mientras que uno de los peores sucesos tuvo lugar en febrero de 2016 cuando los 23 pasajeros de un vuelo de Tara Air murieron en la ruta entre Jomsom y Pokhara.

Nepal, con frecuentes accidentes aéreos, ha sido objeto de reiteradas sanciones internacionales por la falta de controles.

La Unión Europea tiene vetado el acceso a su territorio a las aerolíneas nepalíes desde 2013.

El accidente aéreo más grave de los últimos años en Nepal ocurrió en 2018, cuando un avión de la aerolínea bangladesí US-Bangla procedente de Dacca se estrelló durante la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto internacional de Katmandú con 67 pasajeros y cuatro tripulantes a bordo, dejando medio centenar de fallecidos. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.