Esta semana, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba inició conversaciones con su homólogo ruso a fin de lograr un alto al fuego. Pero, salió de su reunión con Serguei Lavrov sin éxito, surgiendo nuevas incógnitas alrededor de Vladimir Putin.

Para la comunidad internacional, esto significó que ni siquiera el ministro ruso tenía la orden para “negociar” y para el ucraniano parece que hay otros tomadores de decisiones sobre este asunto en Rusia.

¿Cómo funcionan las armas químicas y biológicas? El peligro letal para la población crece en el conflicto Rusia-Ucrania

¿Quién pertenece al círculo de Vladimir Putin?

El presidente ruso ya había declarado públicamente la independencia de las regiones separatistas de Donbás, en el este de Ucrania. Sin embargo, los observadores señalaron que incluso las élites del Kremlin a cargo de los medios estatales rusos se sorprendieron con la noticia de la invasión, incluidos aquellos asociados directamente con la administración presidencial.

“Nuestra máquina de propaganda está usualmente bien preparada para todos los grandes eventos”, señala Roman Dobrokhotov, fundador del reconocido medio de investigación The Insider.

Y prosigue, explicando cómo funciona la maquinaria del Estado ruso en la promoción de sus intereses. “Todos los jueves, los directores de nuestros canales de televisión estatales y otros grandes medios de comunicación del Estado se reúnen en el Kremlin y reciben instrucciones sobre cómo reportar sobre esto y aquello. Pero nadie les explicó que habría guerra en Ucrania. Todo el mundo pensó que solo se trataba de aceptar a Donbás como un Estado independiente”, mencionó.

“Era Vladimir Putin con el ministro de Defensa Sergei Shoigu y Valery Gerasimov, jefe de las Fuerzas Armadas Rusas. Solo ellos sabían”, asegura Dobrokhotov a DW.

Putin dirige la guerra

Muchos analistas políticos rusos están de acuerdo en que el presidente Vladimir Putin está dirigiendo el conflicto Rusia-Ucrania, él solo y deja poco espacio incluso para sus ministros claves.

“El papel de Putin en la toma de decisiones cambió. De ser algo así como presidente de la junta y director general de ‘Rusia Inc.’ y escuchar a otros accionistas, comenzó a comportarse como un zar”, afirma Nikolai Petrov, investigador principal de Chatham House, cuya investigación actual se enfoca en el secreto proceso de toma de decisiones en el Kremlin.

“Cada vez más, Putin tomaba decisiones por sí mismo sin preocuparse por llegar a un acuerdo con otros actores importantes”, sostiene Nikolai Petrov.

“Cada vez más, Putin tomaba decisiones por sí mismo sin preocuparse por llegar a un acuerdo con otros actores importantes”, sostiene Nikolai Petrov. (ANDREY GORSHKOV / KREMLIN POOL/S/)

El analista político Nikolai Petrov está de acuerdo. Cree que entre los que definitivamente sabían sobre la guerra están los llamados “siloviki”, miembros de las agencias de seguridad de Rusia de quienes se dice que han ganado una influencia cada vez mayor en el país en los últimos años.

Los jefes de espionaje de Rusia, Alexander Bortnikov, quien es director del Servicio Federal de Seguridad (FSB), y Sergei Naryshkin, jefe del Servicio de Inteligencia Exterior (SVR), probablemente también sabían que una invasión a gran escala estaba sobre la mesa, según Petrov. El propio Putin es un exoficial de inteligencia exterior de la KGB y ambos hombres han trabajado con él desde la década de 1970.

En cambio, Petrov señala a otro hombre que trabajó con Putin en la KGB en la época soviética: Nikolai Patrushev, conocido por sus puntos de vista antioccidentales. Es secretario del Consejo de Seguridad, organismo dirigido por el propio Putin. Patrushev “se comunica con Putin muy a menudo porque hay reuniones semanales del Consejo de Seguridad”, dice Petrov.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.