La posible unión de Ucrania a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN o NATO, por sus siglas en inglés) es uno de los principales temores del presidente ruso, Vladimir Putin, quien -entre otros puntos- demanda que se garantice que su país vecino no se unirá a la Alianza Atlántica.

El origen de la OTAN se dio el 4 de abril de 1949 con el Tratado de Washington, firmado por doce países, que acordaron crear una alianza y comprometerse a defenderse mutuamente en caso de agresión armada contra cualquiera de ellos.

EE. UU., Canadá, Bélgica, Dinamarca, Francia, Holanda, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Reino Unido y Portugal fueron los doce países firmantes de esta organización internacional de carácter político y militar cuyo objetivo es garantizar la seguridad y libertad de sus países miembros.

En la actualidad la OTAN agrupa a 30 países. Además, mantiene acuerdos de asociación con alrededor de 40 Estados que colaboran con la Alianza en actividades relacionadas con la seguridad y la defensa.

Rusia advierte sobre consecuencias de ingreso de Finlandia y Suecia a la OTAN

OTAN extendería su alianza a América Latina

Países integrantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Países integrantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Requisitos para la adhesión

La OTAN es una alianza defensiva con una política de puertas abiertas a nuevos miembros.

Cualquier país europeo que esté en condiciones de promover los principios del Tratado de Washington y contribuir a la seguridad en la zona euroatlántica puede convertirse en miembro de la Alianza por invitación del Consejo del Atlántico Norte”, según el sitio web de la OTAN.

De esta manera, cualquier país europeo que decida de forma independiente buscar el ingreso en la OTAN puede hacerlo. No obstante, las naciones que deseen formar parte deben cumplir ciertas normas políticas, económicas y militares.

Pese a no existir una lista de control oficial para la adhesión, el grupo mantiene una lista de requisitos mínimos para las naciones interesadas en ingresar:

Ingreso de Ucrania

La Alianza mantiene una relación estrecha con Ucrania desde que el país se uniera al Consejo de Cooperación del Atlántico Norte en 1991 y al programa Asociación para la Paz en 1994.

En 2008, cuando Víktor Yushchenko era el presidente de Ucrania, comenzó su proceso de adhesión al presentar en Bruselas su solicitud de ingreso como miembro de la Alianza. Sin embargo, en 2010 cambió la presidencia del país con Víktor Yanukovich y las relaciones con Europa se enfriaron. En 2014 llegaría la anexión a Crimea por parte de Rusia volviendo el conflicto al país.

Durante la crisis de Crimea de 2014, el entonces presidente Petro Poroshenko impulsó la membresía de la OTAN en caso de que la población lo aprobara a través de un referéndum.

En junio de 2017, el Parlamento ucraniano estableció la pertenencia a la OTAN como objetivo de política exterior del país, y en febrero de 2019 incluso se recogió el objetivo de unirse a la OTAN y la Unión Europea (UE) en la Constitución.

En 2018, la OTAN otorgó oficialmente a Ucrania el estatus de país candidato. En un comunicado se anunció: “La puerta de la OTAN está abierta a cualquier país europeo capaz de cumplir con la implicación y los compromisos de la membresía y contribuir a la seguridad en el área euroatlántica”.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, pidió el pasado 19 de febrero un calendario “claro y factible” para la adhesión de su país a la OTAN.

Los países occidentales deben “apoyar a Ucrania y a sus capacidades de defensa” y establecer “un calendario claro y factible” para su incorporación a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), dijo Zelenski en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC). Ucrania es “el escudo de Europa” contra el ejército ruso, señaló. “Se dice que las puertas de la OTAN están abiertas. Eso está muy bien, pero no hay pasos concretos”, dijo Zelenski.

Pocos días después el mandatario ucraniano lamentó que su país había quedado “solo” para defenderse ante la invasión rusa.

“Nos han dejado solos para defender nuestro Estado”, dijo Zelenski en un video publicado en la cuenta presidencial. “¿Quién está dispuesto a combatir con nosotros? No veo a nadie. ¿Quién está listo a dar a Ucrania la garantía de una adhesión a la OTAN? Todo el mundo tiene miedo”, afirmó.

El primer ministro británico, Boris Johnson, (i) y el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, el pasado 1 de febrero en Kiev.

El primer ministro británico, Boris Johnson, (i) y el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, el pasado 1 de febrero en Kiev.

Ucrania sigue muy lejos de sumarse a la OTAN. Esto debido a que la Alianza no acepta a nuevos miembros si estos se encuentran en un conflicto activo, un punto que sería aprovechado por Putin para mantener al país fuera del grupo.

“En la actualidad, en términos prácticos, aceptar un país con un grave conflicto con disputas territoriales sin resolver, obviamente será difícil para la OTAN, ya que entonces la OTAN heredaría ese conflicto”, le dijo a McClatchy News Sean Monaghan, profesor invitado del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales, cuya carrera se ha enfocado en la política de defensa internacional, incluyendo a la OTAN.

Monaghan explicó que la estrategia de Rusia ha sido fomentar conflictos en países que podrían sumarse a la OTAN para entorpecer dicho proceso y hacerlo más difícil, exactamente como está ocurriendo en Ucrania ahora.

Vladimir Putin, presidente ruso.

Vladimir Putin, presidente ruso.

En tanto que Stanley Sloan, experto en relaciones transatlánticas de la Universidad Middlebury, y exagente de seguridad internacional, indicó que una razón no escrita por la que a Ucrania no se le ha permitido unirse a la OTAN es por las preocupaciones de algunos líderes europeos sobre cómo dicho paso podría afectar sus relaciones con Rusia.

Hay muchos aliados europeos que se opusieron a invitar a Ucrania ya que tenían esperanzas de poder tener una relación más estrecha con Moscú”, dijo Sloan, detalla el Miami Herald. “Así que hubo una razón tanto formal como técnicamente precisa, pero también una razón tácita, en su mayor parte, política también”, agregó.

Invasión rusa

La invasión rusa a Ucrania, empezada hace ocho días, ha provocado un éxodo de refugiados y llevó a los países occidentales y sus aliados a responder con una batería de sanciones para aislar a Rusia diplomática, económica, cultural y deportivamente.

El presidente ruso, que prometió continuar “sin concesiones” su ofensiva contra Ucrania, pidió “el reconocimiento de la soberanía rusa de Crimea y la desmilitarización y la ‘desnazificación’ del Estado ucraniano y la promesa de su estatuto neutro” como condiciones preliminares a una resolución del conflicto. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.