Ucrania contabilizó este miércoles 350 civiles muertos desde el inicio de la invasión rusa, hace una semana. Además, unos 874.000 refugiados huyeron del país desde el inicio de la operación, un número que va en aumento de manera vertiginosa.

Por su parte, desde el Kremlin se indicó que hay una delegación de negociadores rusos listos para continuar el diálogo con Ucrania, tras el fracaso de un primer ciclo de conversaciones el lunes.

El presidente ruso Vladimir Putin ha explicado que la invasión tiene como objetivo la “desmilitarización” y “desnazificación” de Ucrania, que busca integrar la Unión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Ucrania invita a las madres de los soldados rusos capturados a ir a buscarlos

Temor a la OTAN

La posible unión de Ucrania a la OTAN es el principal temor de Putin, por lo que ahora demanda que se garantice que Ucrania no se unirá esta Alianza Transatlántica, que ya integran sus vecinos Estonia, Letonia, Lituania (tres países bálticos que formaron parte de la antigua Unión Soviética), Polonia y Eslovaquia.

En diciembre pasado, el portavoz del Gobierno ruso, Dimitri Peskov, indicó que veían a la “expansión de la OTAN a Ucrania” como una “cuestión de vida o muerte para Rusia”.

“La expansión de la OTAN a países como Ucrania y probablemente a otros países que formaron parte de la Unión Soviética ya es una cuestión, bueno, de vida o muerte para nosotros”, declaró Peskov en una entrevista televisiva.

En tanto que Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping, declararon a inicios de febrero a una sola voz su oposición a lo que perciben como una maniobra de expansión de la OTAN en el este de Europa y sus intentos de “socavar la estabilidad de otros países”.

Ucrania: los riesgos de la guerra en un país lleno de centrales atómicas

Lejos de ingresar

La OTAN es una alianza defensiva con una política de puertas abiertas a nuevos miembros.

Durante la crisis de Crimea de 2014, el entonces presidente Petro Poroshenko impulsó la membresía de la OTAN en caso de que la población lo aprobara a través de un referéndum.

En junio de 2017, el Parlamento ucraniano estableció la pertenencia a la OTAN como objetivo de política exterior del país, y en febrero de 2019 incluso se recogió el objetivo de unirse a la OTAN y la Unión Europea (UE) en la Constitución.

En 2018, la OTAN otorgó oficialmente a Ucrania el estatus de país candidato. En un comunicado se anunció: “La puerta de la OTAN está abierta a cualquier país europeo capaz de cumplir con la implicación y los compromisos de la membresía y contribuir a la seguridad en el área euroatlántica”.

En todo caso, Ucrania sigue muy lejos de sumarse a la OTAN. Además, la Alianza Transatlántica no acepta a nuevos miembros si estos se encuentran en una situación de conflicto activa, un punto que sería aprovechado por Putin para mantener al país fuera de la OTAN. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.