Las tensiones entre Estados Unidos y China aumentan por el viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, a Taiwán, donde aterrizó este martes.

China mantiene su postura de una sola China y se opone a la independencia de la isla de Taiwán, que desde 1949 se proclamó República de China en Taiwán.

China advirtió este martes que Estados Unidos cargará con la “responsabilidad” y “pagará el precio” por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, a Taiwán en su gira asiática.

El desplazamiento hacia Taiwán de la presidenta del Congreso de EE.UU., Nancy Pelosi, la primera de este tipo desde 1997 cuando estuvo su predecesor Newt Gingrich, ha disparado el despliegue militar en el estrecho de Formosa, una situación que la prensa china compara con la Crisis de los Misiles en Cuba.

“Esta es la versión del Estrecho de Taiwán (también llamado de Formosa) de la Crisis de los Misiles en Cuba. Estados Unidos es el provocador. El mundo está observando si Pelosi va a apretar el gatillo con sus propias manos”, advirtió el diario Global Times, instrumento de propaganda del régimen chino, en un comentario publicado en Twitter este martes.

Pelosi reiteró que su viaje “de ninguna manera contradice” la posición de Estados Unidos sobre Taiwán, que desde 1979 apoya la política de “una sola China” y se opone a la independencia de la isla.

Un artículo sobre la respuesta de China a la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, fue publicado en la portada de la versión en inglés del Global Times en Pekín, China, el 2 de agosto de 2022.

Un artículo sobre la respuesta de China a la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, fue publicado en la portada de la versión en inglés del Global Times en Pekín, China, el 2 de agosto de 2022. (WU HAO/)

El gobierno taiwanés se ha mantenido cauteloso sobre la cuestión.

Pekín considera a Taiwán como parte de su territorio que tiene que reunificar, por la fuerza si es necesario, y advirtió que considera la visita de Pelosi a la isla como una provocación.

El ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, afirmó que “el abuso de confianza de Estados Unidos sobre la cuestión de Taiwán es despreciable”, en unos comentarios publicados el martes en la web del ministerio en los que no se mencionaba a Pelosi.

Estados Unidos no reconoce formalmente a Taiwán

China reclama la soberanía sobre Taiwán, isla que considera una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

Taiwán, con quien el país norteamericano no mantiene relaciones oficiales, es uno de los mayores motivos de conflicto entre China y EE.UU., debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas a Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con el gigante asiático.

John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, reiteró que la política estadounidense no ha variado con respecto a Taiwán.

Ello implica apoyo al gobierno autónomo taiwanés al tiempo que reconoce a Pekín por encima de Taipéi y se opone a una declaración formal de independencia de parte de Taiwán o una toma por la fuerza de parte de China.

El Gobierno chino ha acusado a EE.UU. de desafiar en los últimos tiempos la política de “una sola China” practicada por Washington, que implica en teoría aceptar la soberanía de China sobre Taiwán.

Temor entre taiwaneses

Los 23 millones de habitantes de Taiwán viven con el temor de una invasión, una situación que se ha agravado bajo el mandato del presidente chino Xi Jinping.

La semana pasada, en una conversación con Biden, Xi advirtió a Estados Unidos de que no “jugara con fuego” en la cuestión de Taiwán.

Para respaldar su mensaje, el ejército chino difundió el lunes en internet un video de tono marcial que muestra a soldados gritando listos para la lucha, combatientes despegando, paracaidistas saltando de un avión o una lluvia de misiles que aniquilan varios objetivos. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *