El Clan del Golfo, la mayor banda criminal de Colombia, empezó este jueves un “paro armado” en varios departamentos del país por la extradición del que fuera su máximo líder, Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, a Estados Unidos.

En varios panfletos difundidos en diferentes regiones del país, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), como también se conoce a este grupo, anunciaron que el paro armado durará cuatro días y que quienes no “acaten la orden” serán “dados de baja”.

En los llamados paros armados, los grupos criminales suelen restringir el desplazamiento de vehículos por carreteras y la movilidad de las personas, amenazando con ataques a quienes transiten por las vías, incluso si van en caravanas escoltadas por el Ejército.

El Ejercito Nacional de Colombia se encuentra este jueves en alerta ante las amenazas de paro armado del Clan del Golfo tras la extradición de su capturado jefe, Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, a Estados Unidos. EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

El Ejercito Nacional de Colombia se encuentra este jueves en alerta ante las amenazas de paro armado del Clan del Golfo tras la extradición de su capturado jefe, Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, a Estados Unidos. EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda (Mauricio Dueñas Castañeda/)

Las primeras acciones violentas del paro armado se produjeron en los departamentos del Cesar y de Sucre, donde se han registrado quemas de buses, aunque la mayor tensión se vive en Antioquia, donde Otoniel ejercía su poder con más autoridad.

¿Quién es alias Otoniel, jefe del Clan del Golfo que fue extraditado a Estados Unidos?

Alias Otoniel, esposado y vestido con ropa deportiva de color gris, fue entregado el miércoles por la Policía colombiana en la base militar de Catam, anexa al aeropuerto internacional El Dorado, a agentes de Estados Unidos y de la Interpol que lo recibieron a bordo de un avión de ese país.

Garantías de seguridad

Ante el anuncio del Clan del Golfo, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional desplegaron “un dispositivo especial de seguridad” en las principales carreteras de los departamentos de Antioquia, Córdoba y Bolívar, así como en los cascos urbanos y las áreas rurales de los municipios.

El objetivo es “mantener la movilidad y seguridad de quienes se desplazan por estar áreas” ante las amenazas del Clan del Golfo, detalló el Ejército.

“Los comandantes territoriales con responsabilidad en la jurisdicción ya se desplazaron a los sitios donde se han presentado novedades, con el fin de dirigir de manera personal las operaciones. Las capacidades de inteligencia de la Fuerza Pública está trabajando de manera articulada para anticipar cualquier posible acción que se pueda presentar en las áreas de injerencia del Clan del Golfo”, agregó la información.

Extradición de Otoniel

Fotografía cedida hoy por la Policía Nacional de Colombia que muestra al capturado jefe del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel (c), durante su extradición a EE.UU el 4 de mayo de 2022 en Bogotá (Colombia). EFE/ Policia Nacional de Colombia

Fotografía cedida hoy por la Policía Nacional de Colombia que muestra al capturado jefe del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel (c), durante su extradición a EE.UU el 4 de mayo de 2022 en Bogotá (Colombia). EFE/ Policia Nacional de Colombia (Policia Nacional de Colombia/)

El jefe del Clan del Golfo, la mayor banda criminal de Colombia, fue capturado el pasado 23 de octubre en una operación policial y militar en la región de Urabá, en el departamento de Antioquia (noroeste), y desde entonces permanecía en una celda de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) de la Policía colombiana, en Bogotá.

El traslado de la sede de la Dijin a la base militar de Catam, anexa al aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá, tuvo características de espectáculo cinematográfico, con una caravana de tanquetas flanqueadas por decenas de policías en motocicleta.

Al bajar de una tanqueta en la pista aérea, se vio a un Otoniel esposado y encadenado de pies y manos, con chaleco y casco blindados, custodiado por decenas de agentes.

Al momento de su detención, Otoniel, de 50 años de edad, tenía 128 órdenes de captura en Colombia por delitos como narcotráfico, extorsión, homicidio, desplazamiento forzado, tráfico de armas, conformación de grupos armados, concierto para delinquir y delitos de lesa humanidad, entre otros, así como siete sentencias condenatorias. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.