Tres líderes opositores que intentaron retar al presidente de Nicaragua, el sandinista Daniel Ortega, en las controvertidas elecciones pasadas, fueron condenados este jueves a penas de 9 hasta 13 años de prisión por delitos considerados como “traición a la patria”.

Los tres aspirantes a candidatos presidenciales por la oposición condenados son Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que dio seguimiento a los casos, en una declaración.

El juez Quinto de Distrito Penal de Juicio de Managua, Félix Salmerón Moreno, que estuvo a cargo del caso, impuso una pena de 9 años a Cruz y 13 años a Maradiaga y Chamorro por el delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional en perjuicio del Estado de Nicaragua y de la sociedad.

El judicial también impuso una pena de 13 años al exvicecanciller José Pallais y al dirigente empresarial José Adán Aguerri, y de 8 años a las dirigentes opositoras Tamara Dávila y Violeta Granera, de acuerdo con el Cenidh.

¿Quiénes son los condenados?

Cruz, de 68 años, era precandidato presidencial por la opositora alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL), colectivo que fue sacado de la competencia cuando faltaban tres meses para las elecciones del 7 de noviembre de 2021.

Fue embajador en Estados Unidos entre 2007 y 2009 del Gobierno de Ortega, de quien se distanció, y fue detenido en junio pasado por agentes de la Policía Nacional en el Aeropuerto Internacional de Managua cuando regresaba de una gira por Washington.

Maradiaga, nacido en 1976 y líder de la Unidad Nacional Azul y Blanco, es un académico y activista de raíces liberales que fue apresado después de declarar ante la Fiscalía, donde le confirmaron que le habían abierto una investigación.

Creció exiliado en Estados Unidos, fue secretario general del Ministerio de Defensa con el Gobierno de Enrique Bolaños (2002-2007), y dirigió el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

Maradiaga fue acusado por supuestamente provocar el estallido social contra el Gobierno de Ortega en abril de 2018, que dejó cientos de muertos y detenidos, miles de heridos, y decenas de miles en el exilio.

En tanto, Chamorro es sobrino político de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y era precandidato a la Presidencia por la alianza CxL (de centroderecha).

Comienza juicio a Cristiana Chamorro

Con Cruz, Maradiaga y Chamorro son cinco los aspirantes a candidatos presidenciales por la oposición que han sido condenados a penas de entre 9 y 13 años de cárcel por el delito considerado “traición a la patria”.

Los otros dos son el periodista Miguel Mora y el líder campesino Medardo Mairena, ambos condenados a 13 años de prisión.

El abogado y político conservador Noel Vidaurre, que también aspiró a ser candidato presidencial y que permanece bajo arresto domiciliario, fue hallado culpable del delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional, y la Fiscalía solicitó 13 años de prisión, condena que está pendiente.

La opositora Cristiana Chamorro, hija de la exmandataria nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro, en una fotografía de archivo. EFE/Jorge Torres

La opositora Cristiana Chamorro, hija de la exmandataria nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro, en una fotografía de archivo. EFE/Jorge Torres

En tanto, el juicio a la opositora Cristiana Chamorro Barrios, que también intentó desafiar a Ortega en las elecciones pasadas, comenzó este jueves, acusada por lavado de dinero, bienes y activos, apropiación y retención indebida, gestión abusiva y falsedad ideológica.

La periodista Chamorro, hija de la expresidenta Barrios de Chamorro y que también se encuentra bajo arresto domiciliario, era la aspirante a la Presidencia de Nicaragua de la oposición que tenía mayor probabilidad de derrotar a Ortega, según las encuestas.

Ellos forman parte de una cuarentena de dirigentes opositores y críticos del Gobierno que fueron encarcelados en medio de una ola de arrestos en el contexto de las elecciones generales de noviembre pasado, en las que Ortega fue reelegido para su quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

Ortega ha tildado a los opositores encarcelados de “traidores a la patria”, “criminales” e “hijos de perra de los imperialistas yanquis”. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *