Sandra dice llamarse la espiritista mexicana que ofrece sus servicios en los supermercados latinos de Texas. Al parecer sus cualidades son muy demandadas y una familia la contrató para realizar una “limpia de hogar”.

Sin embargo, en lugar de purificar las energías en esa vivienda de Texas, la presunta parapsicóloga aprovecho para limpiarles la caja fuerte y se llevó 30 mil dólares que tenían guardados para comprar una propiedad.

El robo ocurrió el pasado sábado 8 de octubre en el área de Round Rock, en el centro de Texas, y está bajo investigación de la Oficina del Alguacil del condado Williamson, publicó Univisión.

Tres antisociales asaltaron a clientes y se llevaron la caja registradora de cangrejal en Portoviejo

En un panfleto, de los que distribuía Sandra para ofrecer sus servicios, quedó prueba de cómo era su modo de proceder. El servicio era a domicilio y garantizaba “ayudarle en cualquier tipo de problemas, por muy difíciles que sean: matrimoniales, potencia sexual, dolores de cabeza, mala suerte, envidias, tracciones e insomnio”.

También ofrecía ayudar en negocios que no prosperan, si el dinero no le rinde, si va fracaso tras fracaso, por esto es señal de que “Es víctima de algún mal puesto, hechicería o maleficio. Se convencerá que soy superior a todas las que haya consultado antes”.

Aprehenden a hombres y mujer que formaban parte de banda que robaba viviendas en el Valle de Tumbaco

El folleto que anuncia los servicios de Sandra.

El folleto que anuncia los servicios de Sandra.

Cómo una espiritista le robó 30 mil dólares a una familia en Texas

La supuesta espiritista es originaria de Catemaco, Veracruz, lugar donde se cree habitan personas que dicen llamarse curanderos y que pueden ayudar a la gente por medio de diferentes rituales, explicó el Noticiero Televisa.

“Ella vino varios días, prendía unas veladoras, se ponía a rezar, pero cuando iba a venir la semana pasada ya no regresó. Mi esposo la estuvo esperando y ella ya no contestó la llamada”, indicó la madre de la familia, quien no quiso revelar su identidad.

Sandra no volvió a la casa de esta familia después de, al parecer, tener acceso a la caja fuerte, de donde robó 30 mil dólares.

Sobre cómo pudo tener acceso a la caja fuerte, el padre de familia señaló que en un descuido dejaron las llaves en una de las mesas de la habitación cerca de la caja fuerte.

“Era un pago inicial que teníamos para una casa y tristemente se llevó ahí todos los sueños y planes que teníamos de tanto esfuerzo, de tanta lucha”, admitió la denunciante.

La mujer solía ir a estacionamientos de supermercados latinos en el área de Austin y Round Rock, donde entregaba sus panfletos o folletos.

(I)

Te recomendamos estas noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *