La demócrata Nancy Pelosi, influyente figura de la escena política de Washington y presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, dijo el jueves que dejará de liderar a su partido cuando los republicanos tomen el control del cuerpo en enero.

“No buscaré la reelección al liderazgo demócrata en la próxima legislatura”, dijo la dirigente política de 82 años en un discurso en el hemiciclo, diciendo que quería dar paso a “una nueva generación”.

El presidente Joe Biden inmediatamente la elogió, calificándola de “feroz defensora de la democracia” y señalando que los estadounidenses tienen con ella una “profunda deuda de gratitud”.

La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi anuncia su retirada como líder de la formación demócrata en el Capitolio en Washington (EE.UU.) EFE/EPA/JIM LO SCALZO

La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi anuncia su retirada como líder de la formación demócrata en el Capitolio en Washington (EE.UU.) EFE/EPA/JIM LO SCALZO (JIM LO SCALZO/)

Entre aplausos, Pelosi repasó recuerdos de sus 35 años en la Cámara baja, que según dijo, vio evolucionar para ser “más representativa de nuestra hermosa nación”.

Pelosi, la primera mujer en ocupar el puesto de presidente de la Cámara de Representantes, conocido como “speaker”, también habló sobre tiempos más oscuros, como el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021 por parte de partidarios del expresidente republicano Donald Trump.

“La democracia estadounidense es majestuosa, pero es frágil”, advirtió.

Pelosi mantuvo el suspenso sobre su retiro hasta el final, llevándose a casa dos versiones distintas de su discurso. A partir de enero seguirá ocupando su escaño en la Cámara baja, pero como simple representante de California.

Paso a nueva generación

La veterana política detenta desde enero de 2019 el cargo de “speaker” de la Cámara baja, tercer puesto en la jerarquía política de Estados Unidos después de los de presidente y vicepresidente. Antes lo ocupó de 2007 a 2011.

Estratega con un don político sin igual, es conocida por ser la primera opositora de Trump, a quien combatió con dureza cuando éste estuvo en la Casa Blanca (2017-2021).

En los últimos meses, ha sido su compromiso con Taiwán lo que ha dado mucho que hablar: su visita a la isla reivindicada por las autoridades chinas, en agosto, provocó la ira de Pekín.

A fines de octubre, su esposo, Paul Pelosi, fue atacado en su casa en California por un hombre armado con un martillo. En realidad, su objetivo era Nancy Pelosi, a quien acusó de mentir y a quien pretendía “romperle las rótulas”.

La legisladora se dijo “traumatizada” por el hecho.

Al comienzo de su discurso el jueves, también tuvo unas palabras para su esposo, a quien llamó su “amado compañero” y “apoyo”.

Justo antes de las elecciones del 8 de noviembre, Pelosi declaró a CNN que el ataque influiría en su decisión de retirarse o no si los demócratas perdían la mayoría en la Cámara de Representantes.

Según las proyecciones de los recientes comicios, los republicanos ganaron al menos 218 de los 435 escaños de la Cámara de Representantes, una mayoría muy justa, pero suficiente para tener poder de bloqueo sobre la política de Biden hasta 2024.

Congreso dividido

Los demócratas lograron, en cambio, retener el control del Senado.

Incluso con la pequeña mayoría de la que dispondrán a partir de enero en la Cámara baja, los republicanos tendrán un poder sustancial para supervisar a la administración Biden. Han prometido utilizar ese poder para una investigaciones sobre el manejo de la pandemia por parte del gobierno o la retirada de Afganistán. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *