Yves Coppens, el paleontólogo francés que descubrió el esqueleto de Lucy, murió a los 87 años tras enfrentar una enfermedad prolongada.

Coppens cambió el curso de la historia y del entendimiento de los científicos tras desvelar uno de los misterios más grandes de los orígenes de la humanidad. Lucy, un esqueleto de 3.2 millones de años que descubrió en Etiopía, demostró que nuestros ancestros caminaron erguidos mucho antes de lo que se pensaba.

El fósil de Lucy recibió ese nombre por la canción "Lucy in the Sky with Diamonds", de los Beatles. Foto: MUSEO DE HISTORIA NATURAL DE HOUSTON

El fósil de Lucy recibió ese nombre por la canción «Lucy in the Sky with Diamonds», de los Beatles. Foto: MUSEO DE HISTORIA NATURAL DE HOUSTON

Su publicista, Odile Jacob, hizo la noticia pública en Twitter: “#Yves Coppens nos ha dejado esta mañana. Mi tristeza es inmensa. Yves Coppens fue un gran científico, paleontólogo de renombre mundial, miembro de innumerables instituciones extranjeras, pero sobre todo profesor del Collège de France y miembro de la Academia de Ciencias”.

“Su benevolencia, su amabilidad, su humor, su lealtad, su erudición sólo se comparaban con su talento como escritor, narrador, ensayista. Pierdo al amigo que me confió todo su trabajo. Francia pierde a uno de sus grandes hombres. Nunca lo olvidaré”. añadió Jacob.

Coppens nació el 9 de agosto de 1943 y, según una entrevista con AFP, supo que quería ser arqueólogo a la edad de 7 años. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.