Aníbal Fernández, el ministro de Seguridad de Argentina, presentó su renuncia al presidente, Alberto Fernández, en medio de la polémica por el atentado que vivió la vicepresidenta, Cristina Fernández, el pasado jueves a las afueras de su domicilio, en Juncal y Uruguay, en el barrio de Recoleta.

“Cuando esta cosa sucedió, lo primero que le dije al presidente es que yo estaba dispuesto, cuando él lo decidiera, a correrme”, expresó el ministro al llegar a su oficina. Aunque Alberto Fernández no aceptó la reuncia de su ministro, el consejo de seguridad de Cristina ha estado rodeado de críticas por el accionar de la policía y el protocolo que la dejó expuesta frente al público por varios minutos.

Sin embargo, Aníbal Fernández negó cualquier tipo de negligencia en el manejo de seguridad de la vicepresidenta y también exmandataria. “Los protocolos se han cumplido”, aseguró el ministro. Además, se defendió de que el agresor no fue detenido por la Policía Federal sino por otra fuerza: “En el video se logra descifrar que hay un arma en el medio después de un rato largo. En el lugar pasa exactamente lo mismo. Yo no estoy justificando ni mucho menos, lo que ha sucedido es un hecho horroroso que nosotros estamos tratando con mucho profesionalismo”.

El ministro también comentó que antes del ataque había pedido ampliar la seguridad de Cristina Fernández y de su domicilio, independientemente de la custodia personal de la Policía Federal.

En una reunión de gabinete en la Casa Rosada convocada en la mañana del viernes por el jefe de ministros, Juan Manzur, y en la que estaba presente el mandatario, Aníbal Fernández explicó el estado de la investigación, liderada por la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo.

Exministros de Cristina acusados por sobreprecios

(Tomada de www.lanacion.com.arg).
Juan Manzur (i) y Aníbal Fernández también fueron acusados por irregularidades en plan social del gobierno de Cristina Fernández.

El ataque hacia Cristina Fernández conmocionó a Argentina con los videos que fueron publicados en redes sociales y mostraban a Fernando Sabag Montiel, detenido por intento de homicidio, manejar el arma y apuntar a la cabeza de la vicepresidenta. El hombre brasileño de 35 años se negó a declarar pero las autoridades se cuestionan si actuó en base a una conspiración mayor.

El atentado se dio en un contexto de fuerte tensión política entre el oficialismo y la oposición, que ha crecido desde que el 22 de agosto un fiscal solicitara una condena de 12 años de prisión para la vicepresidenta en el marco del juicio oral al que es sometida por presuntas irregularidades en la concesión de obras públicas durante su Gobierno. (2007-2015).

(I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *