Organizaciones sociales de izquierda volvieron este miércoles a movilizarse en Buenos Aires y en otros puntos de Argentina para reclamar al Gobierno de Alberto Fernández una ampliación de los planes sociales en medio del contexto de alta inflación y pobreza que registra el país, lo que eleva la polémica por los cada vez más habituales cortes de calles.

La llamada “Unidad Piquetera” retoma las medidas de acción tras la última reunión “fallida” con el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, ante la demanda de ampliar el programa de planes sociales.

La última demostración de fuerza de estas organizaciones sociales fue un acampe durante 48 horas, a fines de marzo último, en la avenida 9 de Julio de la capital argentina.

Desde entonces, las organizaciones se reunieron con Zabaleta en dos oportunidades, según explicaron en su comunicado, pero han recibido la negativa del reclamo de “universalizar” los programas sociales y aumentar el monto de 16.500 pesos (146 dólares) que reciben los beneficiarios.

Pleno de Supremo de Honduras firma extradición a Juan Orlando Hernández

Convertir planes sociales en trabajo

El Gobierno de Fernández mantiene su postura de que no habrá más altas en los programas sociales, sino que su objetivo es transformar los planes sociales en trabajo.

En las últimas semanas, se han multiplicado los cruces de opiniones en el ámbito político entre convocantes de este tipo de movilizaciones y quienes se muestran en contra de los perjuicios que los cortes de calles provocan en el desplazamiento diario de los ciudadanos.

Las organizaciones denuncian que la negativa del Gobierno se debe a la “profundización de la aplicación del ajuste pactado” con el Fondo Monetario Internacional -con el que Argentina firmó un acuerdo el mes pasado para renegociar su deuda de 45.000 millones de dólares-, que conlleva fuertes recortes en el gasto público y los “precarios” recursos dirigidos a la “población trabajadora”.

Manifestantes se concentran en Buenos Aires para reclamar ayudas sociales al gobierno.

Manifestantes se concentran en Buenos Aires para reclamar ayudas sociales al gobierno. (Tomas CUESTA / AFP/)

Al respecto, el propio ministro expresó, en declaraciones a la Televisión Pública, que en lo que hay que ponerse de acuerdo es en “vincular los programas al empleo formal”, y llamó a que eso protagonice la mesa de discusión.

“Los argentinos quieren trabajo y el camino hoy es hacia el trabajo, y así vamos a seguir discutiendo. Y vamos a seguir también defendiendo a los que circulan por la calle, a los que trabajan, a aquellos que tienen indudablemente el derecho también de poder hacerlo todos los días, pero no es laburante contra laburante, es tomar decisiones para que cada sector de la Argentina pueda crecer y desarrollar”, agregó.

Chile ya no solicitará resultado de prueba negativa de COVID-19 a extranjeros no residentes

Recuperación económica

Este miércoles los manifestantes organizaron protestas en varios puntos del país y en Buenos Aires marcharán desde la sede del Ministerio de Desarrollo Social, ubicado en la avenida 9 de Julio, hasta la céntrica Plaza de Mayo generando nuevamente trastornos en la circulación

La economía argentina se recuperó 10,3 % en 2021 tras tres años de severa recesión económica, en tanto la tasa de desempleo bajó a 7 %.

Pero aún persisten los problemas de precariedad laboral y el desafío de una aceleración de la inflación que en febrero pasado fue el 52,3 % interanual con su correlato en el nivel de pobreza, que a fines del año pasado alcanzó a 37,3 % de las personas. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *