El papa Francisco realiza una visita de seis días a Canadá con el objetivo de cumplir con la invitación realizada por los pueblos aborígenes locales y la pedida de disculpas por los abusos cometidos en el pasado.

Este lunes visitó la localidad de Maskwacis, donde se encontraba uno de los mayores internados en los que el Estado canadiense organizó los procesos de “asimilación” de los niños de los pueblos originarios. Allí el Santo Padre pidió perdón y les dijo que “estoy profundamente dolido: pido perdón por la manera en la que, lamentablemente, muchos cristianos adoptaron la mentalidad colonialista de las potencias que oprimieron a los pueblos indígenas” ante más de 2.000 personas y jefes de los pueblos.

Francisco ya había presentado sus excusas en abril por el rol jugado por la Iglesia en los 130 pensionados indígenas del país, lamentó la “colonización ideológica” y la “acción de asimilación” de la que “tantos niños fueron víctimas”.

El papa Francisco pide perdón por el mal que tantos cristianos le hicieron a los indígenas

Alrededor de 150.000 niños indígenas fueron matriculados a la fuerza en estos centros, donde fueron separados de sus familias, de su lengua y de su cultura y a menudo fueron víctimas de violencia física, psicológica y sexual.

Canadá está abriendo paulatinamente los ojos a este pasado calificado como “genocidio cultural” por una comisión nacional de investigación. El descubrimiento de más de 1.300 sepulturas anónimas en 2021 cerca de dichos centros provocó una ola de rechazo.

El papa Francisco visita a la localidad de Maskwacis, donde se encontraba uno de los mayores internados en los que el Estado canadiense organizó los procesos de "asimilación" de los niños de los pueblos originarios.

El papa Francisco visita a la localidad de Maskwacis, donde se encontraba uno de los mayores internados en los que el Estado canadiense organizó los procesos de «asimilación» de los niños de los pueblos originarios. (CIRO FUSCO/)

Se estima que cerca de 150.000 niños fueron arrancados de sus familias, mientras que más de 4.000 murieron por los maltratos y las enfermedades. La mayoría enterrados en fosas comunes sin ninguna identificación.

“Decirles, de todo corazón, que estoy profundamente dolido: pido perdón por la manera en la que, lamentablemente, muchos cristianos adoptaron la mentalidad colonialista de las potencias que oprimieron a los pueblos indígenas”, dijo este lunes.

El papa Francisco recibe en Canadá la bienvenida de los indígenas

Y también pidió perdón, “en particular, por el modo en el que muchos miembros de la Iglesia y de las comunidades religiosas cooperaron, también por medio de la indiferencia, en esos proyectos de destrucción cultural y asimilación forzada de los gobiernos de la época, que finalizaron en el sistema de las escuelas residenciales”.

“Quisiera repetir con vergüenza y claridad: pido perdón humildemente por el mal que tantos cristianos cometieron contra los pueblos indígenas”, insistió.

El pontífice también se disculpó por no poder visitar como le habían pedido otras escuelas como la de Kamloops, donde el año pasado se encontraron resto de más de cien niños, pero aseguró que conoce “el sufrimiento, los traumas y los desafíos de los pueblos indígenas en todas las regiones de este país”. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *