El líder norcoreano Kim Jong Un supervisó el lanzamiento de un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM) en su primera aparición junto a su hija, informó el sábado la agencia estatal KCNA.

Kim declaró que responderá a las amenazas nucleares de Estados Unidos con sus propias armas nucleares al supervisar el viernes el lanzamiento del misil que según KCNA, era un Hwasong-17, un arma que los expertos han denominado el “misil monstruo”.

El lanzamiento del nuevo misil fue un éxito, según KCNA, que destacó cómo “la prueba demostró claramente la fiabilidad del nuevo sistema de armas estratégicas”.

Kim posó en fotos junto su esposa y su hija, en lo que constituye la primera referencia en los medios estatales a sus hijos.

Una foto difundida por la oficial Agencia Central de Noticias de Corea del Norte muestra al líder norcoreano Kim Jong-Un (L), acompañado de su hija (2-i), y su esposa Ri Sol Ju (3-i), durante el lanzamiento de prueba de un nuevo tipo de misil balístico intercontinental (ICBM) Hwasongpho-17 en el aeropuerto internacional de Pyongyang.

Una foto difundida por la oficial Agencia Central de Noticias de Corea del Norte muestra al líder norcoreano Kim Jong-Un (L), acompañado de su hija (2-i), y su esposa Ri Sol Ju (3-i), durante el lanzamiento de prueba de un nuevo tipo de misil balístico intercontinental (ICBM) Hwasongpho-17 en el aeropuerto internacional de Pyongyang. (KCNA/)

En las imágenes aparece junto a una niña con un abrigo blanco y zapatos rojos paseando delante del misil.

Sin embargo, los medios estatales no informaron sobre el nombre de la niña.

Cuarta generación

Lo más significativo del lanzamiento del ICBM el viernes es “la permanencia del programa armamentista del régimen de Kim, porque es integral a la sobrevivencia y continuidad” del reinado de su familia, declaró a AFP la exanalista de la CIA Soo Kim, que ahora trabaja para el centro de estudios Rand Corporation.

Sobre la cobertura de la prensa estatal la experta dijo: “hemos visto con nuestros propios ojos la cuarta generación de la familia Kim”.

Kim -que es el nieto del fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung, y la tercera generación que está en el poder- se casó con su mujer Ri Sol Ju, en 2009, según la agencia de inteligencia de Corea del Sur.

Al año siguiente tuvo a su primogénito y sus hijos siguientes nacieron en 2013 y 2017, según la agencia.

La única confirmación previa de la existencia de hijos de Kim provino de la exestrella de la NBA Dennis Rodman, quien visitó Corea del Norte en 2013 y aseguró haber conocido a una bebé hija de Kim llamada Ju Ae.

Se cree que la niña que aparece en las fotos es Ju Ae, que probablemente es la segunda hija de Kim, señaló a la AFP Cheong Seong-chang del Centro de Estudios sobre Corea del Norte en el Instituto Sejong en Corea del Sur.

Advertencias de Kim

Corea del Norte ha realizado en las últimas semanas una cifra récord de pruebas nucleares que Pyongyang afirma son una respuesta a las maniobras estadounidenses en la región.

Según KCNA, el misil viajó hasta una altitud máxima de 6.040,9 kilómetros y voló una distancia de 999,2 kilómetros durante 4.135 s antes de aterrizar en aguas abiertas del Mar del Este.

Según KCNA, el misil viajó hasta una altitud máxima de 6.040,9 kilómetros y voló una distancia de 999,2 kilómetros durante 4.135 s antes de aterrizar en aguas abiertas del Mar del Este. (KCNA/)

Se teme que estos ensayos sean el preludio de una nueva prueba nuclear.

KCNA dijo el sábado que Kim criticó la “agresión histérica que constituyen los simulacros de guerra” y dijo que si Estados Unidos continúa profiriendo amenazas, Pyongyang va a “reaccionar con resolución a las armas nucleares con armas nucleares y a la confrontación total con una confrontación total”.

La Unión Europea condenó la “peligrosa” prueba de misil de Corea del Norte y afirmó que el programa armamentístico de Pyongyang amenaza al mundo.

Según la prensa estatal, el misil alcanzó una altura máxima de 6.040,9 km y voló una distancia de 999,2 km, parámetros que coinciden con las estimaciones de los militares surcoreanos y autoridades japonesas. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *