“24 Porque:

«TODA CARNE ES COMO LA HIERBA,
Y TODA SU GLORIA COMO LA FLOR DE LA HIERBA.
SÉCASE LA HIERBA,
CÁESE LA FLOR,
25 PERO LA PALABRA DEL SEÑOR PERMANECE PARA SIEMPRE».

Esa es la palabra que a ustedes les fue predicada” (1 Pedro 1:24-25).

El Salmo 119 nos dice: “Señor, tu palabra es eterna, y permanece firme como los cielos”. La misma verdad es anunciada por los profetas de Israel y, más tarde, por los apóstoles. La Palabra de Dios permanece firme. Una vez que Dios ha dicho algo, Él no se arrepiente. Sus palabras son un firme cimiento sobre el cual podemos edificar nuestras vidas. ¿Cuál es el mensaje central de la “Palabra del Señor”, también conocida como “las buenas noticias”?

Estas noticias son que “de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna» (Juan 3:16). ¿Es ese el cimiento de tu vida ¿O todavía estás buscando otros cimientos construyendo tu vida sobre la arena Sé consciente de que no solamente las promesas de Dios se hacen realidad, sino también sus anuncios de juicio, como en Jeremías 6:19: “Voy a traer un mal, que es producto de sus pensamientos, pues no quisieron obedecer mis palabras y aborrecieron mis enseñanzas”.

¡Asegúrate de tomar la Palabra de Dios con seriedad! ¡Busca al Señor y vive!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *