silhouette-photo-of-wheat-plants

“Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16-17).

Una vez que has entregado tu vida a Dios y aceptado a Jesús como tu Salvador, empiezas una vida totalmente nueva. Vivir con Jesús es parte de una vida de aprendizaje y transformación por medio del Espíritu Santo. Uno de los principales recursos para este crecimiento espiritual es la lectura y conocimiento de la Biblia. Sus palabras nos han sido dadas por Dios mismo y son “útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia”.

La Palabra de Dios contiene innumerables lecciones valiosas para nosotros que vale la pena estudiarla una y otra vez. Las escrituras nos ayudan a conocer mejor a Dios, a nosotros mismos y a transformar nuestras vidas. Las lecciones que la Biblia nos enseña no siempre son dulces y agradables. Estas pueden ser difíciles de entender y aún más difíciles de aceptar y aplicar. Hay una canción infantil que dice: “Lee tu Biblia y ora cada día si quieres crecer”.

¿Tomas este consejo para tu corazón?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *