La ONU aprobó hoy que se inicien investigaciones sobre posibles violaciones de derechos humanos de Rusia durante su invasión de Ucrania a través de una comisión de expertos, la primera que el Consejo de Derechos Humanos aprueba para Europa y contra un miembro permanente del Consejo de Seguridad.

La histórica decisión se tomó en una votación donde Rusia sufrió una nueva derrota en el plano diplomático, ya que de los 47 países miembros del Consejo sólo ella y Eritrea votaron en contra de la resolución con la que se crea esta comisión, e incluso países como Venezuela, Cuba o China se abstuvieron.

«El mensaje a Vladímir Putin ha sido claro: éstas aislado a nivel global y el mundo está en tu contra», subrayó a los periodistas tras aprobarse la resolución la embajadora ucraniana ante la ONU en Ginebra, Eugenia Filipenko.

Los expertos de la comisión serán designados por el presidente del Consejo de Derechos Humanos (actualmente el embajador argentino Federico Villegas) y su misión es recoger posibles evidencias de violaciones de derechos humanos en la actual invasión, que según Ucrania constituyen crímenes de guerra y contra la humanidad.

El objetivo es conseguir lo antes posible pruebas que puedan servir para juzgar a los perpetradores ante la Justicia, en un momento en el que la Corte Penal Internacional en La Haya ya ha abierto también investigaciones en torno a la guerra en Ucrania.

«Esperamos que la comisión se establezca lo antes posible dada la urgencia de la situación, pues podría ser un importante complemento para el trabajo de la Corte Penal Internacional con información clara y fiable, algo que también es importante para combatir las campañas de desinformación», destacó la embajadora.

Rusia dejará que Ucrania decida su futuro

Rusia no tiene la intención de ocupar Ucrania y sus tropas se retirarán una vez hayan cumplido su objetivo en el país, donde el pueblo podrá decidir sobre su futuro, aseguró hoy el embajador ruso ante la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Gennady Gatilov.

“Nuestro objetivo es la desnazificación del régimen y la desmilitarización de Ucrania de modo que tengamos garantías de que no habrá amenazas que provengan de Ucrania contra Rusia”, declaró en una conferencia de prensa con corresponsales internacionales acreditados ante la ONU.

“No vamos a ocupar Ucrania y será el pueblo ucraniano el que decida sobre su futuro político”, sostuvo el diplomático.

Nunca antes en Europa

El Consejo de Derechos Humanos ONU aprobó con anterioridad la creación de comisiones de investigación en crisis y conflictos tales como los de Birmania (Myanmar), Etiopía, Sudán, Libia, Siria o Venezuela, pero nunca para analizar posibles violaciones a los derechos humanos en suelo europeo.

Con anterioridad se habían celebrado debates en el Consejo para analizar la situación de Ucrania, en los que la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, intervino a través de informes orales centrados en la situación en el Dombás, pero la creación de una comisión supone un estudio más profundo y con más consecuencias en un conflicto.

Según la Unión Europea, que desde el principio apoyó la petición ucraniana de crear esta comisión, el de hoy es un “voto histórico” ante una guerra “en la que sólo hay un agresor, Rusia”, por lo que sus autoridades “deben rendir cuentas por sus acciones”.

Estados Unidos, que también apoyó la comisión, subrayó que Rusia deberá responder ante el Consejo de violaciones a los derechos humanos tales como el bombardeo de zonas residenciales, guarderías o escuelas.

Bachelet también señaló el jueves a Rusia por posibles violaciones que ahora deberá investigar la comisión, tales como incluir objetivos civiles en sus ataques con artillería pesada o causar un éxodo de dos millones de personas entre refugiados y desplazados.

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el presidente del Consejo, Federico Villegas. EFE/EPA/MARTIAL TREZZINI

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el presidente del Consejo, Federico Villegas. EFE/EPA/MARTIAL TREZZINI

Antes de la votación, el embajador ruso en Ginebra, Gennady Gatilov, reiteró el rechazo de su país a la creación de esta comisión investigadora, asegurando que “es una pérdida de recursos que se podrían usar con fines humanitarios”.

«Pero eso no preocupa a los autores del texto, ya que se trata únicamente de culpar de todo lo que pasa en Ucrania a Rusia», afirmó el embajador, reiterando la posición rusa de que antes de la invasión la población rusohablante en regiones como el Dombás sufría persecución.

Resultados de comisión en pocos meses

Los tres expertos de la comisión informarán de los primeros resultados de sus pesquisas en la 51ª sesión de este organismo, prevista para el último tercio de este año.

Para llegar a conclusiones se basarán en entrevistas, testimonios de víctimas, materiales forenses y otros, según el texto de la resolución aprobada, que también condenó la invasión de Ucrania y pidió la retirada inmediata de las tropas de Rusa del territorio ucraniano. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.