El presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció este jueves un nuevo paquete de 800 millones de dólares en ayuda militar para Ucrania y otros 500 millones en asistencia económica, además de prohibir atracar en su país a cualquier barco vinculado a Rusia.

El mandatario pronunció un discurso desde la Casa Blanca, coincidiendo con el comienzo esta semana de una nueva fase de la ofensiva rusa en Ucrania, más centrada en la región del Donbás, en el este.

Los rusos «han lanzado y centrado su campaña para tomar nuevo territorio en el este de Ucrania y ahora estamos en una ventana crucial de tiempo en la que se van a sentar las bases para la siguiente fase de esta guerra», alertó Biden.

Por ello, señaló que EE.UU. y sus aliados se van a mover «lo más rápido posible» para proporcionar a las fuerzas ucranianas las armas y el equipamiento que necesitan para defenderse.

Este nuevo paquete de 800 millones de dólares se suma al que la semana pasada EE.UU. concedió a Ucrania por el mismo valor y está pensado para atender las necesidades de los ucranianos en la batalla del Donbás.

Armamento para Ucrania

Según un comunicado del portavoz del Pentágono, John Kirby, la asistencia anunciada este jueves contiene 72 cañones Howitzer de 155 milímetros y 144.000 piezas de artillería, 72 vehículos tácticos para transportar dichos cañones, 121 drones Phoenix y equipamiento de campaña.

Kirby destacó que este material, junto con los 18 Howitzer que incluía el paquete de la semana pasada, proporciona artillería suficiente para cinco batallones.

El Pentágono apuntó que desde la llegada de Biden a la Casa Blanca en enero de 2021 EE.UU. ha dedicado más de 4.000 millones de dólares en asistencia de seguridad para Ucrania, entre ellos 3.400 millones de dólares desde el comienzo de la invasión rusa el pasado 24 de febrero.

Biden remarcó que la nueva ayuda está “diseñada” para las características de la actual etapa de la ofensiva rusa en una zona, el Donbás, “que es topográficamente diferente, es plana, no tiene montañas y requiere de armas diferentes para ser más efectivos”.

En paralelo, el presidente estadounidense reveló que su país destinará 500 millones adicionales en «asistencia económica directa para el Gobierno ucraniano».

Con estos últimos desembolsos, el Gobierno de Biden casi ha agotado los 13.600 millones de dólares que el Congreso de EE.UU. aprobó el mes pasado para dar ayuda militar y humanitaria de Kiev.

Por ello, el mandatario adelantó este jueves que tiene intención de solicitar al Congreso la próxima semana que autorice más fondos «para mantener el flujo de armas y municiones sin interrupción».

Más sanciones

Un día después de que el Departamento del Tesoro de EE.UU. impusiera una nueva batería de sanciones contra una red 40 individuos y empresas, liderada por el oligarca ruso Konstantín Maloféyev, Biden informó este jueves de un veto en las costas y puertos estadounidenses de los barcos vinculados a Rusia.

La medida afecta a las embarcaciones que naveguen con bandera de ese país o que sean propiedad o estén operados por «intereses rusos».

«Este es otro paso crucial que estamos adoptando en coordinación con nuestros socios de la Unión Europea, el Reino Unido y Canadá para denegar aún más a Rusia los beneficios del sistema económico internacional de los que ha disfrutado en el pasado», afirmó Biden.

Patrocinios para ucranianos

En el plano humanitario, EE.UU. lanzó este jueves un plan para agilizar la llegada de refugiados ucranianos y avanzar en el compromiso adquirido en marzo por Biden de acoger hasta a 100.000 huidos del conflicto.

En una llamada con periodistas, altos funcionarios de la Casa Blanca explicaron que el plan, bautizado «Unidos por Ucrania», permitirá que ciudadanos, empresas y organizaciones estadounidenses puedan «patrocinar» a ucranianos para su acogida en EE.UU.

El proceso de solicitud para acogerse a este programa estará disponible a partir del próximo lunes por internet.

El Primer Ministro de Ucrania, Denys Shmyhal, en el Pentágono, en Arlington, Virginia, EE. una serie de reuniones de alto nivel que buscan compromisos militares y financieros continuos de EE.UU. con Ucrania mientras continúa la invasión rusa en el país de Europa del Este. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

El Primer Ministro de Ucrania, Denys Shmyhal, en el Pentágono, en Arlington, Virginia, EE. una serie de reuniones de alto nivel que buscan compromisos militares y financieros continuos de EE.UU. con Ucrania mientras continúa la invasión rusa en el país de Europa del Este. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS (MICHAEL REYNOLDS/)

Antes de su intervención en la Casa Blanca, Biden recibió en la mansión presidencial al primer ministro de Ucrania, Denys Shmyhal, que se encuentra de visita en Washington, y con el que habló de este nuevo paquete de ayuda, indicó un comunicado del Gobierno de EE.UU.

Este jueves, Moscú aseguró que sus Fuerzas Armadas han tomado el control de la ciudad ucraniana de Mariúpol, a orillas del mar de Azov, aunque admitió que queda una bolsa de resistencia en la acería Azovstal, cuyo asalto ha cancelado el presidente Vladimir Putin. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.