La NASA anunció que el inicio de la misión lunar no tripulada Artemis, que tuvo que suspenderse por segunda ocasión el sábado debido a un problema técnico, no tendrá lugar este lunes o martes sino más adelante en una fecha que se determinará a comienzos de la próxima semana.

«Lo más probable es que sea después de la partida de la misión Crew-5, lo que significa en la segunda mitad de octubre», señaló la agencia espacial estadounidense en un mensaje en Twitter.

En un blog que pretende explicar el motivo de la cancelación del nuevo intento de Estados Unidos de retornar a la Luna tras 50 años, se detalla que los ingenieros no pudieron superar una fuga de hidrógeno en una desconexión rápida, una interfaz entre la línea de alimentación de combustible de hidrógeno líquido y el cohete del Sistema de lanzamiento espacial (SLS).

Durante los próximos días, los equipos establecerán el acceso al área de la fuga en la plataforma de lanzamiento 39B y, en paralelo, realizarán una evaluación del cronograma para proporcionar datos adicionales que informarán una decisión sobre si se debe realizar el trabajo para reemplazar un sello en la plataforma o dentro del Edificio de Montaje de Vehículos.

«La seguridad es lo primero de la lista», dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson, quien restó importancia a la suspensión del lanzamiento de este sábado diciendo que los intentos fallidos forman parte de los programas espaciales.

La cancelación del lanzamiento se debió, según la NASA, a que «los equipos encontraron una fuga de hidrógeno líquido mientras cargaban el propulsor en la etapa central del cohete Space Launch System (SLS)».

Preparación para vuelos tripulados en 2 años

El objetivo de la primera misión Artemis es poner a prueba las capacidades del SLS y de la nave Orión antes de un viaje tripulado a la Luna previsto en principio para 2024, al que seguirá un tercero en el que por primera vez desde 1972 astronautas estadounidenses pisarán la superficie lunar.

Nelson subrayó en la rueda de prensa que la misión no se va a iniciar «hasta que no esté todo bien» y que está descartado hacerlo en este periodo de lanzamiento, cuya última fecha es este martes.

El siguiente periodo se inicia el 19 de septiembre, pero el más probable es el que comienza el 17 de octubre.

La tarea que viene ahora es entender el problema que se presentó este sábado y buscar soluciones, dijo Mike Sarafín, administrador de la misión Artemis en la sede central de la NASA.

El de este sábado fue el segundo intento fallido por lanzar el cohete que llevará al espacio a la nave Orion para que orbite la Luna en una misión de 37 días, 23 horas y 53 minutos.

El primero fue el 29 de agosto y tuvo que ser cancelado por un fallo en uno de los 4 motores del cohete, que mide 98 metros y costó 4.100 millones de dólares.

La cancelación de este sábado se produjo unas 3 horas antes de la prevista para abrir la ventana de lanzamiento, que eran las 14.17 hora local (18.17 GMT).

EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH (CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH/)

Sin presiones

El calendario de la misión establecía otras 2 oportunidades de lanzamiento, este lunes y martes, pero los directivos de la misión decidieron que es mejor revisar el cohete antes de volver a intentarlo.

“Iremos cuando estemos listos. Esto es parte del programa espacial: prepárense para muchos intentos fallidos”, dijo el administrador de la NASA, el exsenador Bill Nelson. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *