La creación de un Comité Político, agrupando a ministerios clave; un gabinete con 14 mujeres y su residencia en un barrio convencional de Santiago son algunos de los cambios con los que llega Gabriel Boric a asumir la Presidencia de Chile este viernes.

El líder de izquierda, de 36 años recién cumplidos, pasará a la historia del país como el presidente más joven en asumir el poder y el primero que no forma parte de los dos bloques tradicionales de centro que han liderado Chile desde el retorno a la democracia en 1990.

El exlíder estudiantil y exdiputado -desde 2014 por su región natal, la austral Magallanes- se autocalifica como feminista y ecologista, no usa corbatas habitualmente ni tiene casa propia- y se unirá al grupo de presidentes ‘mileniales’, en el que también están la finlandesa Sanna Marin, la neozelandesa Jacinda Ardern y Nayib Bukele en El Salvador

Desafíos y principales propuestas

Tendrá como principales desafíos gobernar sin mayoría en el Congreso, mantener el apoyo de la coalición electoral que lo llevó al poder, establecer un puente de diálogo con el empresariado y gobernar con el frenazo económico que se prevé para este año y el siguiente de la mano del aumento de ingresos por las exportaciones de cobre.

Boric alcanzó el triunfo ofreciendo profundas transformaciones y entre los principales puntos de su agenda y programa electoral figura una reforma tributaria para aumentar la recaudación fiscal en 5 % del Producto Interno Bruto (PIB) en cuatro años para financiar reformas sociales. El plan contempla subir impuestos a los más adinerados, a las empresas, a los combustibles y a empresas mineras, así como bajar el impuesto al consumo (IVA), recoge BBC.

En cuanto al actual sistema de Administradoras de Sistemas de Pensiones (AFP), Boric había prometido terminarlo, pero luego del triunfo dijo estar dispuesto a dialogar. Su propuesta es crear un nuevo sistema de carácter público y mixto manejado por una institución pública autónoma y gradualmente una pensión básica universal (PBU).

Futuras ministras y subsecretarias del gobierno de Gabriel Boric en una reunión por el 8 de marzo, para conmemorar el Día de la Mujer.

Futuras ministras y subsecretarias del gobierno de Gabriel Boric en una reunión por el 8 de marzo, para conmemorar el Día de la Mujer. (twitter.com/jubrodsky/)

Para la salud ofreció eliminar gradualmente el sistema de Isapres (seguros privados de salud) y convertirlos en seguros voluntarios. A la vez crear un Fondo Universal de Salud (FUS) que financie la atención de salud en centros públicos y privados, aumentando el gasto público.

En materia laboral plantea disminuir gradualmente la jornada laboral para llegar a 40 horas semanales y aumentar el salario mínimo, además de entregar subsidios a la contratación de mujeres y jóvenes.

Para la migración propone reformar la política actual para hacer que respete los pactos internacionales y los derechos humanos. También medidas como empadronar a los indocumentados y mejorar las condiciones de asentamiento y de vida. Aunque habrá que ver qué medida sobre la construcción de una nueva zanja en la frontera con Bolivia para controlar la migración irregular.

En educación ofrece fortalecer la educación pública, mejorar condiciones para los profesores, condonar deudas educativas, crear un nuevo sistema de créditos sin intervención bancaria, hasta alcanzar la gratuidad universal.

Para fortalecer los derechos humanos ofrece crear una Comisión Calificadora Permanente para revisar los casos de violaciones de derechos y víctimas de homicidios, torturas y desapariciones ocurridas en el régimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990). Otros de sus planes son implementar un plan de búsqueda de personas detenidas desaparecidas y uno de reparación integral para personas vulneradas durante el estallido social de 2019.

En seguridad plantea crear el Ministerio de Seguridad, Protección Civil y Convivencia Ciudadana, intervenir en territorios donde se concentra el narcotráfico y la violencia, reformar estructuralmente a los carabineros de Chile y crear una Fiscalía que pueda intervenir en delitos como narcotráfico, lavado de dinero y corrupción.

Para la Araucanía, zona de conflicto con los pueblos originarios, ofrece una restitución territorial y el acceso a los bienes naturales. Sustituir la ‘Ley Antiterrorista’ por una afín a los derechos humanos y medidas de reparación integral para víctimas a través de la Comisión de Verdad y Esclarecimiento Histórico Intercultural.

En vivienda plantea disminuir precios y construir 260.000 viviendas e implementar una política de suelos con fines habitacionales.

En materia de género, ofreció garantizar el acceso a la anticoncepción, un modelo nuevo de educación sexual, promover una ley para garantizar la interrupción voluntaria del embarazo como una prestación de salud y permitir el cambio de nombre y sexo desde los 14 años.

Y para el cambio climático entre sus principales propuestas está implementar una Política Nacional de Seguridad Hídrica que garantice el derecho humano al agua y el saneamiento, con un enfoque de protección y restauración de los ecosistemas.

Precursor de una izquierda diferente

Eduardo Arriagada, profesor en Comunicaciones y codirector del laboratorio de investigación y análisis de redes sociales de la Universidad Católica de Chile, cuenta que uno de los principales hitos que marcará el gobierno entrante es que contará con un gabinete de mayoría femenina, 14 mujeres y 10 hombres.

“Es un gabinete con mayoría de mujeres y un grupo bastante joven, algo que será característico, aunque si hay algunas personas con bastante experiencia en cargos clave como el Ministerio de Hacienda y Vivienda… se ha considerado que es un gabinete bastante profesional, muy equilibrado, muy amplio, muy bien elegido y ha habido poca polémica en torno a los nombramientos”, comenta.

Para el analista político internacional Juan Velasco en el país existen altas expectativas por el gobierno entrante debido al cambio de postura que tuvo el presidente electo en la segunda vuelta y que ha mantenido luego de su triunfo en aspectos clave para sentar las bases de lo que será su mandato, para lo cual deberá ir trabajando poco a poco y de forma gradual.

“Su gabinete cumplió con la paridad y responde a las expectativas que demanda un votante joven, ha dado la oportunidad a gente sin experiencia política y el guiño para la posición moderada y para la sociedad en general fue haber nombrado a Mario Marcel como ministro de Hacienda, quien fue hasta hace poco presidente del Banco Central, un tecnócrata que sabe bien de mantener los equilibrios fiscales”, cuenta.

No obstante, Velasco refiere también que el gobierno entrante va a tener que lidiar con el proceso de redacción de la nueva Constitución, ya que llega al poder con el discurso y convicción de que debe ser exitoso, aunque menciona que existen intentos internos para complicar su avance de la mano de una mala publicidad.

Gabriel Boric e Irina Karamanos tienen una relación desde hace 3 años. Su pareja de 32 años asumirá como primera dama, pero ha prometido reformular el cargo.

Gabriel Boric e Irina Karamanos tienen una relación desde hace 3 años. Su pareja de 32 años asumirá como primera dama, pero ha prometido reformular el cargo. (CONVERGENCIA SOCIAL/)

Postura en política internacional

En lo internacional, Arriagada menciona que a pesar de que Boric tendrá en su gobierno una alianza de partidos de izquierda, hasta la más extrema que ha defendido los ataques de Rusia o los regímenes de Nicaragua y Venezuela, el futuro mandatario se ha desligado de esas posturas.

Boric no ha escatimado en críticas hacia estos, pero tampoco ha mostrado ser condescendiente con la centroizquierda ni con la derecha.

“Ha usado su propia cuenta de Twitter para reaccionar a los conflictos internacionales, lo que ha sorprendido mucho… en lo que es relaciones internacionales es una persona que tiene una posición, como pocas veces se había visto antes, de latinoamericanista”, apunta el catedrático.

Arriagada comenta que Boric ha expresado en varias ocasiones que admira al exvicepresidente de Bolivia Álvaro García, al político colombiano Gustavo Petro, al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y al exmandatario uruguayo José Mujica, líder del Frente Amplio, partido con el que mantiene constante comunicación. Otros analistas lo han relacionado con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, fundadores del partido español Podemos.

“Boric ha tenido una postura bastante clara en la posición de izquierda, pero muy distinta a la que dominó en la última década la región, todo su entorno ha estudiado en Londres, es un tipo de gente más parecido a lo que sería el laborismo inglés más que a socialimos latinoamericanos… muy distinta a Rafael Correa a Alberto Fernández”, apunta.

Arriagada hace énfasis que ya analistas internacionales han hecho referencia a que en Chile está surgiendo un nuevo tipo de izquierda que será interesante como en su momento fue motivadora la derecha liberal para los republicanos en EE. UU. y que este nuevo tipo de izquierda puede ser en estos momentos motivador importante para los demócratas estadounidenses. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *