Ya gobernó al país en dos ocasiones (de 2003 a 2010) y parece ser que se alzará con una tercera, ese es el panorama que se avizora para Luis Inácio Lula da Silva que lidera la intención de voto en Brasil a pocas horas que se realice las elecciones de primera vuelta.

Este domingo 2 de octubre más de 156 millones de personas están llamadas a votar en las elecciones presidenciales que tendrá en la papeleta a once candidatos, cuatro son mujeres.

Lula da Silva y Jair Bolsonaro, en la recta final de la campaña por la presidencia de Brasil

Da Silva es el más opcionado para hacerse el triunfo sobre el actual mandatario Jair Bolsonaro, quien marcha segundo en las encuestas. Con más de 14 puntos porcentuales de ventaja, el cofundador del Partido de Trabajadores tiene el 48% de las intenciones del voto lo que podría conllevar a que no sea necesaria una segunda vuelta el 30 de octubre entre los dos candidatos más votados.

Fotografía de archivo de una mujer que acude a votar en Río de Janeiro (Brasil).

Fotografía de archivo de una mujer que acude a votar en Río de Janeiro (Brasil). (Marcelo Sayão Marcelo Sayão/)

De acuerdo a la legislación brasileña si uno de los candidatos supera el umbral de 50% de los votos válidos, quitando los nulos y blancos, se proclamará ganador, en caso contrario, sí será necesario un balotaje.

Pese a que fue encarcelado por corrupción, continúa siendo un ícono de la izquierda de su país ante el desgaste y desacierto de la extrema derecha con el manejo de la pandemia y los reiterados desatinos de Bolsonaro.

“Quiero probar que un metalúrgico (…) va a arreglar este país, y el pueblo va a volver a comer tres veces por día”, dijo en un mitin en días pasado.

Excandidatos presidenciales de Brasil piden apoyo para Lula da Silva en la primera vuelta

El éxito de sus primeros gobiernos también se dio por la solidez de la economía brasileña, sin embargo, hoy esta se encuentra lejos de la prosperidad aunque con señales de mejoría.

Lula da Silva había sido condenado a nueve años y medio de prisión en el 2017 por obtener un apartamento de una constructora a cambio de contratos públicos. Tan solo cumplió 19 meses en la cárcel y en marzo del 2021 recuperó sus derechos políticos por la anulación de la sentencia.

En caso de un triunfo, parecería ser que este sería ya los últimos pasos de da Silva en la política, de acuerdo al consultor Leonardo Paz. “No dio mucho espacio para que jóvenes políticos de la izquierda crecieran… Todo el mundo sabe que un ciudadano con 81 años no puede querer la reelección”, dijo a AFP.

¿Qué pasó en el último debate presidencial?

Los escándalos de corrupción durante el gobierno de Lula da Silva fueron la tónica que marcó el último debate en televisión que tuvieron los candidatos a la Presidencia de Brasil.

Allí el exmandatario fue el más atacado al ser quien lidera la intención de voto con el objetivo de reducir esa brecha y forzar una segunda vuelta.

Siete candidatos presidenciales participaron del debate televisivo en Brasil.

Siete candidatos presidenciales participaron del debate televisivo en Brasil.

“Lo que está en juego en las elecciones es el futuro de la Nación. Brasil era una cleptocracia. Lula fue el jefe de una gran organización criminal. No podemos continuar en el país del robo”, dijo el actual mandatario Bolsonaro.

No solo esto, también lo calificó que expresidiario por su pasado judicial y recordó un crimen del 2002 al que acusó a Lula da Silva como el mentor intelectual.

Jair Bolsonaro dice que se retirará de la política si pierde las elecciones presidenciales

“Varios de sus cómplices fueron presos y dijeron que usted fue el jefe de la mayor red de corrupción de la historia mundial. Usted no debería estar aquí como candidato. Usted es cínico, miente y es un actor”, manifestó el candidato Kelmon Luis da Silva y añadió que este apoya el régimen de Daniel Ortega y su persecución a la Iglesia católica.

Las críticas para Bolsonaro tampoco se quedaron atrás y fue el blanco al mencionarse su gestión ante la pandemia de COVID-19 que dejó casi 700.000 muertos en Brasil.

“Tenemos que hablar de un Brasil real, que aún llora por la muerte de sus hijos, que murieron prematuramente por la incompetencia de un Gobierno que no distribuyó la vacuna en el momento adecuado”, dijo la candidata y actual senadora Simone Tebet.

Da Silva también contraatacó al actual mandatario y señaló que “el 2 de octubre, el pueblo te va a mandar a casa” y acusó al actual gobierno de irregularidades en la compra de antígenos contra el COVID-19. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *