Media hora después de iniciar su sangriento incursión en la escuela primaria Robb de Uvalde, una localidad cercana a la frontera con México, el estadounidense Salvador Ramos finalmente fue abatido por uno de los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Previamente, en un recorrido de horror, el hombre de 18 años de edad atacó primero a su abuela. Luego condujo un poco más de 3 km y terminó chocando cerca de la Escuela Primaria Robb, donde a los más de 500 estudiantes de segundo a cuarto grado, con edades entre siete y 10 años, les quedaban solo tres días de clase antes de las vacaciones de verano. Allí entró al aula de cuarto grado donde disparó y mató a 19 niños y a dos maestras.

Mientras se van conociendo otros detalles como los testimonios de algunos niños sobrevivientes de una de las peores masacres en escuelas en Estados Unidos.

El alumno de cuarto grado que sobrevivió al tiroteo masivo en su escuela primaria de Texas recordó el desgarrador momento en que el adolescente armado Salvador Ramos irrumpió en su salón de clases y emitió una escalofriante advertencia a los estudiantes.

“Entró y se agachó un poco y dijo, dijo: ‘Es hora de morir’”, contó el miércoles el estudiante a quien no se ha identificado.

“Cuando escuché los disparos a través de la puerta, le dije a mi amigo que se escondiera debajo de algo para que no nos encontrara”, dijo el niño. “Me estaba escondiendo mucho. Y le estaba diciendo a mi amigo que no hable porque nos va a escuchar”.

Cuando fueron rescatados, el niño contó que sus maestras, Irma García, de 46 años, y Eva Mireles, de 44, se sacrificaron para proteger a sus alumnos.

Los miembros de la comunidad lloran juntos en una vigilia por las 21 víctimas del tiroteo masivo en la Escuela Primaria Rob el 25 de mayo de 2022 en Uvalde, Texas. (Foto de Brandon Bell/GETTY IMAGES NORTH AMERICA/Getty Images vía AFP)

Los miembros de la comunidad lloran juntos en una vigilia por las 21 víctimas del tiroteo masivo en la Escuela Primaria Rob el 25 de mayo de 2022 en Uvalde, Texas. (Foto de Brandon Bell/GETTY IMAGES NORTH AMERICA/Getty Images vía AFP)

Cinco niños se escondieron debajo de una mesa cubierta con tela mientras Ramos, de 18 años, abrió fuego en el salón de clases, matando a 19 estudiantes y dos maestras. Otros diecisiete alumnos resultaron heridos.

Las autoridades dicen que no está claro por qué el adolescente apuntó a la escuela.

Mañana de horror

Después de conducir el vehículo de su abuela a la Escuela Primaria Robb, donde lo estrelló contra una zanja, Ramos se enfrentó a un funcionario escolar, pero pudo entrar por una puerta trasera y se dirigió a dos salones de clases contiguos.

“Ahí fue donde comenzó la carnicería”, dijo Steve McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Las identidades de las víctimas se han ido revelando a medida que sus familiares comparten su dolor en internet: Xavier López, un niño de 10 años a quien le encantaba bailar y nadar, Ellie García, la niña “más feliz del mundo” en palabras de su padre, o Amerie Jo Garza, una escolar con una sonrisa radiante que acababa de celebrar su décimo cumpleaños. Jackie Cazares, de 10 años.

En el ataque también murió el niño Uziyah García, de nueve años, y tres niñas más, Makenna Elrod, de 10, Eliahana Torres, también de 10, y Ellie, cuya edad y apellido no estaban disponibles de inmediato.

Jacinto Cazares muestra una foto de su hija que fue asesinada en la Escuela Primaria Robb, Jackie Cazares, de 10 años. (Foto de Jordan Vonderhaar/GETTY IMAGES NORTH AMERICA/Getty Images vía AFP)

Jacinto Cazares muestra una foto de su hija que fue asesinada en la Escuela Primaria Robb, Jackie Cazares, de 10 años. (Foto de Jordan Vonderhaar/GETTY IMAGES NORTH AMERICA/Getty Images vía AFP)

Al ver al atacante, Amerie Jo Garza intentó llamar al 911, pero Salvados Ramos le disparó y su sangre empapó a una de sus compañeras.

“Mi amorcito ahora vuela alto con los ángeles allá arriba”, dijo en Facebook Ángel Garza, cuya hija Amerie Jo Garza acababa de celebrar su décimo cumpleaños.

“Te amo Amerie Jo”, escribió. “Nunca volveré a ser feliz ni completo”.

Además, 13 niños están siendo atendidos en la sala de emergencias de Uvalde Memorial, así como un hombre de 45 años que sufrió un ‘rozamiento’.

Las maestras protegieron a los niños

Eva Mireles de 44 años, maestra de educación especial, murió el martes por la noche.

Casada con Rubén Ruiz, de 43 años, un policía del departamento de policía local, y la pareja tiene una hija en edad universitaria.

Mireles trabajó en el sistema educativo durante 17 años y fue comaestra en la escuela durante al menos cinco de ellos. En su perfil de la Escuela Primaria Robb, se describe a sí misma como una corredora activa, excursionista y ciclista.

La otra maestra asesinada es Irma García, de 46 años, madre de cuatro hijos, quien enseñaba en la escuela Robb Elementary School desde hacía 23 años. Fue nominada como maestra del año por su distrito escolar en 2019.

El asesino resentido

Salvador Ramos, que tartamudeaba y tenía un ceceo, había sufrido ‘bullying’ en la escuela por sus problemas de habla, y una vez se cortó la cara “solo por diversión”, contó al diario The Washington Post Santos Valdez, amigo del atacante en el pasado.

Luego de cumplir 18 años este mes, Ramos compró dos rifles de asalto y varios cientos de municiones, y una semana después organizó su ataque.

This undated screenshot from the instagram account of Salvador Ramos, shows Ramos who is the suspected gunman in the May 24, 2022, shooting at Robb Elementary School in Uvalde, Texas. - Ramos allegedly killed at least 19 young children and two teachers at the elementary school, prompting President Joe Biden to denounce the US gun lobby and vow to end the nation's cycle of mass shootings. (Photo by social media / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / SOCIAL MEDIA" - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS

This undated screenshot from the instagram account of Salvador Ramos, shows Ramos who is the suspected gunman in the May 24, 2022, shooting at Robb Elementary School in Uvalde, Texas. – Ramos allegedly killed at least 19 young children and two teachers at the elementary school, prompting President Joe Biden to denounce the US gun lobby and vow to end the nation’s cycle of mass shootings. (Photo by social media / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE – MANDATORY CREDIT «AFP PHOTO / SOCIAL MEDIA» – NO MARKETING – NO ADVERTISING CAMPAIGNS – DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS

Ramos llevaba dos meses viviendo con su abuela, dijo McCraw. Según el gobernador Abbott, los departamentos de salud locales no conocían ningún problema psicológico.

Ahora la comunidad de Uvalde de menos de 20 mil habitantes, donde más de una docena de niños también resultaron heridos en el ataque a la escuela, que tiene más de 500 estudiantes de entre siete y 10 años, en su mayoría hispanos y económicamente desfavorecidos, se encuentra devastada y desconsolada.

El tiroteo de Uvalde fue el incidente más mortífero desde la matanza en la escuela Sandy Hook de 2012 en Connecticut, en la que murieron 20 niños y seis adultos. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.