«La gracia, la misericordia, y la paz estarán con nosotros, de Dios el Padre y de Jesucristo, Hijo del Padre, en verdad y amor«(2 Juan 1:3).

La Biblia contiene muchos versículos hermosos sobre el amor, por ejemplo: «El amor no hace mal al prójimo. Por tanto, el amor es el cumplimiento de la ley» (Romanos 13:10); «Sean afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, dándose preferencia unos a otros» (Romanos 12:10). Jesús manda a sus discípulos a que «permanezcan en su amor» (Juan 15:9). El amor es un elemento fundamental de la vida cristiana.Hoy en día, algunas personas afirman fervientemente que el amor es todo lo que necesitas. Pero la Biblia no está de acuerdo con esta afirmación. En las escrituras, la verdad es igual de importante que el amor.

Algunos cristianos evitan hablar de la verdad por completo, ya que esto podría llevar a desacuerdos y discusiones, que a su vez podrían dañar el amor fraternal.Ellos prefieren disfrutar de una relación amorosa/fraternal incluso con personas que tienen opiniones diferentes sobre doctrinas esenciales como la resurrección física de Jesucristo, o el hecho de que sea Dios y hombre al mismo tiempo.El apóstol Juan consideraba que esto era imposible. La verdad y el amor deben ir de la mano. Juan comienza su segunda carta expresando su «amor en la verdad» por sus compañeros creyentes. Su comunión se basa en «la verdad que permanece en nosotros y estará con nosotros para siempre» (2 Juan 1:2).

En los próximos días, lee con nosotros sobre el significado de la verdad y su lugar en la vida del cristiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *