El presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo chino, Xi Jinping, coincidieron este lunes en rechazar el uso de armas nucleares en Ucrania y abordaron las tensiones en torno a Taiwán, además de hablar de Corea del Norte, derechos humanos y comercio, informó la Casa Blanca en un comunicado.

La reunión entre Biden y Xi duró unas tres horas y se produjo en la isla indonesia de Bali un día antes del inicio de la cumbre del G20.

Según el comunicado del Ministerio chino de Exteriores, Xi avisó a Biden de que Taiwán, cuya soberanía reclama China, es “la primera línea roja que no se debe cruzar” y aseguró que espera que EE.UU. haga “honor a su promesa” de no apoyar una eventual independencia de la isla.

Por su parte, la Casa Blanca dijo que Biden comunicó a Xi que su política hacia Taiwán no ha variado y que sigue oponiéndose a cualquier “cambio unilateral” en el statu quo.

La directora del Instituto Americano en Taiwán Sandra Oudkirk (i) y el canciller taiwanés Joseph Wu (d) reaccionan tras presenciar el Memorando de Entendimiento sobre Cooperación para el Desarrollo y la Asistencia Humanitaria Taiwán-Estados Unidos, dentro del edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores en Taipei, Taiwán, 07 de noviembre de 2022.

La directora del Instituto Americano en Taiwán Sandra Oudkirk (i) y el canciller taiwanés Joseph Wu (d) reaccionan tras presenciar el Memorando de Entendimiento sobre Cooperación para el Desarrollo y la Asistencia Humanitaria Taiwán-Estados Unidos, dentro del edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores en Taipei, Taiwán, 07 de noviembre de 2022. (RITCHIE B. TONGO/)

Además, el mandatario estadounidense trasladó al líder chino sus objeciones sobre las acciones “coercitivas y cada vez más agresivas” de Pekín hacia la isla, que ponen en peligro la “paz y estabilidad” en el estrecho de Taiwán y en toda la región.

Derechos humanos en China

Asimismo, Biden expresó su preocupación por la situación de los derechos humanos en China y, en particular, por las acciones de Pekín en la región occidental de Xinjiang, en Hong Kong y en el Tíbet.

Con respecto a la guerra en Ucrania, ambos coincidieron en rechazar el uso de armas nucleares en la guerra en Ucrania, una afirmación que cobra importancia debido a las amenazas nucleares de Rusia, socio estratégico de China.

También hablaron sobre el comportamiento “provocador” de Corea del Norte, que ha escalado sus lanzamientos de misiles en las últimas semanas, y subrayó que todos los miembros de la comunidad internacional tienen “interés” en animar a Pionyang a “actuar de forma responsable”, en velada referencia a China.

Los dos líderes acordaron que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, viajará a China para continuar las conversaciones, si bien la Casa Blanca no especificó fecha. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *