Raquel Garrido y Rodrigo Arenas, hijos de exiliados chilenos, se convirtieron en diputados en Francia por la coalición de izquierda Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes), tras la segunda vuelta de las legislativas del domingo.

Los comicios se saldaron con la pérdida de la mayoría absoluta del presidente centrista, Emmanuel Macron, en la Asamblea (cámara baja), la progresión de la izquierda y el auge espectacular de la extrema derecha.

La legislatura “será complicada visto los equilibrios políticos”, aseguró Arenas este lunes al acudir al Parlamento. Este conocido activista de los ambientes educativos se fijó como “combate” la lucha contra la ultraderecha.

“Tengo la singularidad de que vengo de Chile. Llegué aquí con mis padres, porque era un país en el que la extrema derecha tomó el poder de la peor forma. Es un verdadero desafío”, agregó Arenas, que llegó en 1978 a Francia cuando tenía 4 años.

El recién elegido parlamentario Rodrigo Arenas (C) de la Nueva Unión de Pueblos Ecológicos y Sociales (NUPES) llega a la Asamblea Nacional Francesa en París, Francia, el 20 de junio de 2022, uno día después de las elecciones legislativas francesas. EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

El recién elegido parlamentario Rodrigo Arenas (C) de la Nueva Unión de Pueblos Ecológicos y Sociales (NUPES) llega a la Asamblea Nacional Francesa en París, Francia, el 20 de junio de 2022, uno día después de las elecciones legislativas francesas. EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON (CHRISTOPHE PETIT TESSON/)

Arenas, diputado electo por París, en declaraciones a AFP antes de la votación, indicó que sus prioridades serían la escuela, la seguridad alimentaria, la regulación de las redes sociales y la fiscalidad de las transacciones electrónicas.

Raquel Garrido también se aseguró su banca de diputada por Drancy, Bobigny y Le Bourget, a las afueras de la capital, tras derrotar al diputado saliente de centroderecha Jean-Christophe Lagarde, que aspiraba a una quinta legislatura consecutiva.

La diputada francesa de La France Insoumise (LFI) Raquel Garrido habla con la prensa en la Asamblea Nacional francesa (Assemblee Nationale), en París, el 20 de junio de 2022, un día después de las elecciones parlamentarias. (Foto de Geoffroy VAN DER HASSELT / AFP)

La diputada francesa de La France Insoumise (LFI) Raquel Garrido habla con la prensa en la Asamblea Nacional francesa (Assemblee Nationale), en París, el 20 de junio de 2022, un día después de las elecciones parlamentarias. (Foto de Geoffroy VAN DER HASSELT / AFP)

Esta abogada de profesión, que abandonó Chile con sus padres en 1975, primero rumbo a Canadá durante 13 años y después a Francia, tendrá entre sus prioridades la atención de los niños con discapacidad en los centros educativos.

Garrido y Arenas, que nacieron en el mismo hospital de Valparaíso con un día de diferencia en abril de 1974, siguen los pasos de Sergio Coronado, otro hijo de exiliados chileno que fue diputado de 2012 a 2017.

Christian Rodríguez, que huyó a Francia de la dictadura de Augusto Pinochet con 17 años, no logró por su parte imponerse a la candidata oficialista en la circunscripción correspondiente a los franceses en América Latina y el Caribe.

Macron enfrenta territorio desconocido sin mayoría absoluta en Francia

Con una Asamblea Nacional sin mayoría gubernamental pero tampoco una alternativa en la oposición, se abren dudas sobre la gobernabilidad de Francia.

El presidente Emmanuel Macron perdió este domingo su mayoría absoluta ante el fuerte empuje de la coalición de izquierda Nupes y la ultraderecha, en una composición inédita en la V República.

Macron no ha salido todavía a la luz pública a explicar sus planes y se desconoce cuándo lo hará, mientras surgen numerosos interrogantes sobre qué rumbo emprenderá.

En una cámara con 577 diputados en la que se necesitan al menos 289 para la mayoría absoluta, la alianza macronista Ensemble obtuvo 245 (frente a 350 en 2017), por 131 de la coalición izquierdista Nupes (desde 63), 89 escaños del ultraderechista RN (8) y 61 del conservador Los Republicanos (LR), que había logrado 112 hace cinco años.

La portavoz del Gobierno, Olivia Grégoire, avanzó hoy que su objetivo será «convencer a los moderados» para intentar sacar adelante el programa legislativo de Macron, aunque reconoció que «va a ser complicado».

La solución más lógica será “un Gobierno en minoría” que intente tejer alianzas “caso por caso”, avanza Émeric Bréhier, responsable del Observatorio de la Vida Política de la Fundación Jean Jaurès, uno de los principales observatorios políticos de Francia.

Bréhier ve «difícil» que Macron pueda alcanzar un pacto de legislatura con el partido conservador LR, donde no se le tiene mucho cariño por todas las deserciones que ha fomentado en sus filas.

La solución del «caso por caso» es la más factible, pero es «extremadamente complicada» a nivel político, explica, ya que en Francia no hay cultura del pacto, ya que no hay coaliciones desde hace más de 60 años, cuando la inestable IV República.

Presidente con mayoría parlamentaria, no por ahora

El sistema político diseñado por Charles De Gaulle para la V República prevé un presidente fuerte con una mayoría parlamentaria firme que le permita aplicar su programa. Y ahora a Ensemble le faltan 44 diputados para lograr esa mayoría absoluta, una cifra muy importante que no se alcanzará solo con diputados independientes de izquierda y derecha.

Periodistas delante de la Asamblea Nacional en Paris. EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

Periodistas delante de la Asamblea Nacional en Paris. EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON (CHRISTOPHE PETIT TESSON/)

Más aún tras una elección de la que han salido tres grandes bloques (macronistas, izquierda y ultraderecha) que se detestan, lo que hace inverosímil que puedan cooperar entre sí.

Dejando aparte la hipótesis de una moción de censura en la que coincida toda la oposición, algo improbable, la Constitución contempla que el presidente puede disolver la cámara y convocar nuevas elecciones, una opción que Macron podría esgrimir si la Asamblea se le pone muy respondona.

Macron tiene otro problema y es que los que han sido sus dos grandes artífices en la Asamblea Nacional, Richard Ferrand (presidente de la cámara) y Christophe Castaner (jefe del grupo parlamentario), no han sido reelegidos, por lo que la delicada orfebrería de tejer alianzas recaerá en parlamentarios menos experimentados. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.