grace-mercy

«»Entonces pasó el Señor por delante de él y proclamó: «El Señor, el Señor, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y verdad«» (Éxodo 34:6).

La frase de que Dios es «lento para la ira», se utiliza a menudo en la Biblia. Esta frase nos enseña dos cosas. La primera es que Dios no tiene «mal temperamento» y por lo tanto no castiga rápidamente a las personas. Dios da tiempo para el arrepentimiento. Lo segundo es que Dios mismo no se olvida del mal. Como dice Nahum 1:3: «El Señor es lento para la ira y grande en poder, y el Señor no exculpa al culpable».

El hecho de que Dios sea lento para la ira se debe a su misericordia, y no a la ausencia de autoridad. Dios desea la salvación de las personas y está siempre dispuesto a perdonar a los que se arrepienten.

A veces podría parecer que la maldad del mundo no se afronta y que la perversidad prospera mientras los «buenos» sufren. Pero al final esta no sera la realidad. La justicia de Dios vendrá ciertamente y limpiará todo el mal.

¿Te consuela saber que Dios es paciente, pero también que al final hará justicia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *