amor

«Entonces pasó el Señor por delante de él y proclamó: «El Señor, el Señor, Dios compasivo y clemente….»»(Éxodo 34:6).

Moisés quería ver la gloria de Dios y el Señor estaba de acuerdo. Por eso, Dios le mostro su gloria a través de la revelación de su nombre. Esto no fue simplemente el decir: «cómo se llama Dios». Mas bien, nos muestra los elementos más importantes del carácter de Dios. El Nombre de Dios revela su identidad.

El Señor se llama a sí mismo «el Dios compasivo y misericordioso». La compasión de Dios significa que se apiada de los seres humanos que tienen problemas tanto físicos como espirituales. El concepto de gracia significa que Dios es bueno con el hombre, aun cuando éste no lo merezca.

Si Dios fuera justo, la humanidad habría sido destruida hace mucho tiempo. Estamos en grandes problemas desde que el pecado entró al mundo y merecemos la ira de Dios antes que su amor. Con todo, Dios se revela completamente diferente. Él tiene un corazón lleno de amor, como el de un padre que ama profundamente a sus hijos (ver Isaías 49:15 o Salmo 103:13).

Si estamos llenos de la gracia y la compasión de Dios, nuestros corazones se vuelven compasivos hacia los demás.

¿Has sido ya transformado por la gracia sanadora de Dios, y estás extendiendo la compasión?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *