Después del cristianismo, el islam es la religión más poblada del mundo. Casi dos mil millones de personas se consideran musulmanas. Viven en gran parte de África y Asia. Desde 1900, también hay importantes comunidades musulmanas en Occidente. Muchos cristianos entran en contacto con los musulmanes tarde o temprano. Por lo tanto, es bueno preguntarse cuáles son las principales diferencias entre el cristianismo y el islam. Pero antes de hablar de las diferencias, nos centraremos en las similitudes.

Similitudes entre el cristianismo y el islam

Las dos mayores religiones del mundo son monoteístas. Ambas consideran que la adoración de muchos dioses es una idolatría que está absolutamente prohibida. Ambas religiones se basan en profetas como Abraham, Moisés y Jesús y tienen un libro como principal fuente escrita: la Biblia para los cristianos y el Corán para los musulmanes. Las dos religiones también comparten un origen común. Los árabes, que fueron los primeros musulmanes, descienden de Ismael, el hijo de Abraham. Los judíos, que fueron los primeros cristianos, también tienen a Abraham como padre a través de su otro hijo Isaac. Tanto el cristianismo como el islam se consideran una religión de paz. Se insta a los creyentes a vivir con justicia y en paz. Por ello, la oración y la limosna son importantes tanto para los cristianos como para los musulmanes.

Diferencias entre el cristianismo y el islam

Además de las similitudes, también hay muchas diferencias entre el cristianismo y el islam. Estas diferencias son tan fundamentales que las dos religiones son, en última instancia, incompatibles. Mencionaré cuatro de ellas:

  1. El cristianismo y el islam son monoteístas, pero el cristianismo es también trinitario. Los cristianos creen en la trinidad de Dios. Dios tiene un solo Ser y existe en tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Para los musulmanes, esto es inconcebible. Según ellos, Dios no puede ser más que uno. Los cristianos están de acuerdo con esto, pero siguen manteniendo que en Dios hay que distinguir tres Personas. Esto es incomprensible para la mente, pero sin embargo está claramente revelado en las Escrituras. La Deidad del Hijo y del Espíritu es esencial para la salvación. Si el Hijo y el Espíritu no fueran Dios, no podríamos salvarnos.
  2. El Cristianismo y el Islam ven a Jesús como un profeta, pero el Cristianismo ve a Jesús como mucho más que eso. Jesús es el Hijo de Dios, el Mesías prometido. Él reconcilió al ho,bre con Dios. Jesús murió en la cruz y resucitó al tercer día. Quien cree en Él tiene vida eterna. Los musulmanes creen que alguien que no es Jesús fue crucificado. Sospechan que los judíos y los cristianos falsifican la Biblia y se resisten a convertirse en musulmanes. Jesús fue un profeta extraordinario, pero no puede ser Dios. Para los cristianos, sin embargo, la Biblia es el testimonio fiable de Dios y del Señor Jesús. ¡En la Biblia encontramos la vida! Los musulmanes consideran a Mahoma como el profeta más importante, pero los cristianos no lo reconocen.
  3. Según los cristianos y los musulmanes, Dios es misericordioso y justo. Sin embargo, los musulmanes no pueden estar seguros de si la misericordia de Dios supera su justicia. Sólo en el Día del Juicio Final se revelará si han hecho o no suficiente bien en la vida para recibir el perdón de Alá. Pero los cristianos se dan cuenta de que todo lo que hacen nunca será suficiente para satisfacer a Dios. Sin embargo, Dios sacrificó a su propio Hijo como expiación por pura gracia. Por gracia, las personas pueden participar en la reconciliación. Lo reciben por el Espíritu Santo y por la fe, sin hacer nada. Los musulmanes viven en la incertidumbre respecto a su salvación, pero los cristianos están seguros. Los musulmanes tienen que esforzarse por alcanzarla. Los cristianos reciben gratuitamente lo que Dios les da desde arriba.
  4. Ambas religiones tienen un libro importante. Sin embargo, el Corán es mucho menos extenso que la Biblia. El Corán fue escrito en unos veinte años, la Biblia en más de mil años. Por lo tanto, la Biblia abarca un período de tiempo mucho más largo y contiene una mayor colección de textos. El Corán no debe ser traducido. La propia Biblia ya fue escrita en dos idiomas y ahora ha sido traducida (parcialmente) a más de mil idiomas.

Conclusión

En resumen, el islam y el cristianismo parecen tener muchas similitudes superficiales. Pero si se examinan más de cerca, existen diferencias fundamentales. Las cuatro más importantes se refieren a:

  1. Quién es Dios
  2. Quién es Jesús
  3. Qué es el pecado
  4. Qué libro es vital

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *