Los dirigentes del planeta se reúnen jueves y viernes en Estocolmo para una cumbre con motivo del 50º aniversario de la primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el medio ambiente, cuyos organizadores esperan resultados concretos.

La Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente que se llevó a cabo en Estocolmo en 1972 fue la primera mundial de esta envergadura consagrada al asunto.

Los participantes adoptaron la Declaración de Estocolmo que contenía 26 principios relativos al desarrollo económico y a la salvaguarda del medio ambiente.

El secretario general de la ONU Antonio Guterres y el enviado especial del presidente de Estados Unidos para el clima John Kerry figuran entre las personalidades participantes.

Una turbina de energía eólica en frente de las torres de una planta de energía en Alemania, en una fotografía de archivo. EFE/PATRICK PLEUL

Una turbina de energía eólica en frente de las torres de una planta de energía en Alemania, en una fotografía de archivo. EFE/PATRICK PLEUL (PATRICK PLEUL PATRICK PLEUL/)

En una conferencia de prensa el miércoles, Guterres lamentó que la guerra en Ucrania restó protagonismo al carácter urgente de la crisis climática.

“El sentido de urgencia en el debate sobre el clima se vio afectado por la guerra en Ucrania”, declaró Guterres junto a la Primera ministra sueca Magdalena Andersson.

“Esta guerra demostró hasta qué punto el mundo es vulnerable con su dependencia a las energías fósiles”, agregó.

Según el Programa des Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUE), una organización creada con motivo de la primera conferencia de Estocolmo, la cumbre de esta semana se lleva a cabo en el contexto de “la triple crisis del cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y los recursos, la contaminación y el desperdicio”.

“Por eso en Estocolmo nos hacen falta acciones audaces … Hay que evitar la fragmentación”, consideró en un comunicado el director del PNUE, Inger Andersen.

Apenas el 4% de los jovenes latinos ve suficiente la acción climática

Entre los temas abordados figuran la urgencia de la acción frente al cambio climático, las consecuencias de la pandemia de Covid-19 y la introducción de los criterios medioambientales en el desarrollo.

El ministro sueco encargado de los asuntos europeos Hans Dahlgren asistió a la primera conferencia de 1972 como periodista en la televisión sueca.

Esta conferencia fue “el punto de salida de la colaboración internacional que entre otros condujo al Acuerdo de París sobre el Clima en 2015″, explicó.

La principal diferencia, medio siglo más tarde, es el sentido de “la urgencia” y ya hay estructuras instaladas para enfrentar el problema, dijo.

Pero los militantes de la lucha contra el cambio climático expresaron su frustración frente a la falta de acción de los dirigentes. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *