Miles de árboles y postes de la luz arrancados de cuajo y vencidos contra vehículos y viviendas. Tejados levantados, cristales rotos por doquier. Hogares inhabitables, almacenes derruidos, calles y campos de cultivo anegados, impracticables, destruidos, fueroen algunos de los destrozos que dejó l huracán Ian, que en categoría 3, azotó la isla de Cuba.

“Los daños son grandes, aunque aún no se han podido contabilizar. Ya está saliendo ayuda de todo el país. Tengan la certeza de que nos vamos a recuperar”, escribió en Twitter el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, que visitó algunos de los lugares más afectados.

La mañana de este miércoles y cuando el huracán se dirigía velozmente al suroeste de Florida, en Estados Unidos, tras 18 horas de apagón total en Cuba, la electricidad comenzó un lento regreso a los ciricuitos cubanos.

“Se trabaja en todos los municipios que tienen afectaciones de las provincias occidentales” y se ejecuta una minuciosa revisación de líneas “para determinar y cuantificar las afectaciones para iniciar el proceso de restauración del sistema”, dijo la Unión Nacional Eléctrica (UNE), monopolio estatal del sector.

Según la UNE, poco después de las 17H00 (21H00 GMT) del martes, dos líneas de alta tensión del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) dispararon sus redes de protección por los cables cortados por los vientos.

“Esta situación provocó un desbalance de potencia por el exceso de generación en la zona occidental y el déficit de generación en la zona centro-oriental”, que causo inestabilidad entre ambas zonas y, por consiguiente, la caída total del sistema eléctrico, explicó

Ayuda de países amigos

Al mediodía del miércoles, comenzó el arranque y la incorporación paulatina de las ocho grandes termoeléctricas y de los generadores electrógenos que comprenden el sistema nacional de electricidad.

De esta manera, empezó el restablecimiento del servicio para una parte de los consumidores en 25 zonas de La Habana y de otras 11 provincias.

Sin embargo, en las provincias de Pinar del Río, Artemisa y Mayabeque, las más occidentales del país y fuertemente afectadas por el paso de Ian, el restablecimiento del servicio será más largo.

Fotografía de algunos de los destrozos dejados por el paso del huracán Ian, ayer, en Pinar del Río (Cuba). EFE/ Yander Zamora

Fotografía de algunos de los destrozos dejados por el paso del huracán Ian, ayer, en Pinar del Río (Cuba). EFE/ Yander Zamora (Yander Zamora/)

El presidente Miguel Díaz-Canel hizo un recorrido para verificar en el terreno los daños en Pinar del Río y La Habana, y anunció el ofrecimiento de ayuda por parte de los gobiernos de México y Venezuela.

“Recibí llamadas telefónicas de los presidentes @NicolasMaduro y @lopezobrador, preocupados por la situación del país luego del #HuracánIan y listos para prestar ayuda”, informó Díaz-Canel en su cuenta de Twitter.

Bolivia también se manifestó. “Enviamos toda nuestra solidaridad al hermano país de Cuba (…) Seguimos de cerca la evolución de las afectaciones”, dijo de su lado.

Ian, que impactó en Pinar del Río en la madrugada del martes, dejó mucha destrucción en esa provincia y en La Habana provocó cinco derrumbes totales y 68 parciales de edificios de viviendas, informaron las autoridades. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *