La Policía de Colombia confirmó que el jueves detuvo a una ciudadana estadounidense durante las protestas que tuvieron lugar en Bogotá por la conmemoración del primer aniversario del comienzo del paro nacional, que transcurrió en calma y sin gran afluencia, pero con un episodio de tensión en la capital.

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, el general Eliécer Camacho, aseguró este viernes que en general en las protestas del día de ayer hubo “buen comportamiento”, pero que se presentaron bloqueos y enfrentamientos frente a la Universidad Nacional, que requirieron la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

“En ese procedimiento policial se logra la captura de tres personas, tres mujeres, dos de nacionalidad colombiana, una de nacionalidad estadounidense”, aseguró el policía.

Se trata de una estudiante de la Universidad privada de Los Andes que llegó al país en 2019 y que, según alegó la Policía, participó “en el ataque contra los miembros de la Policía Nacional arrojándoles diferentes artefactos”.

Un joven sostiene un escudo artesanal en una caseta donde se venden artesanías con artículos referentes al Paro Nacional junto a un monumento en Puerto Resistencia, el 25 de abril de 2022, en Cali (Colombia). EFE/ Ernesto Guzmán

Un joven sostiene un escudo artesanal en una caseta donde se venden artesanías con artículos referentes al Paro Nacional junto a un monumento en Puerto Resistencia, el 25 de abril de 2022, en Cali (Colombia). EFE/ Ernesto Guzmán (Ernesto Guzmán Jr./)

Hoy será presentada ante la Fiscalía, que valorará si presenta cargos ante un juez de garantías.

En el balance ofrecido ayer por el director de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas, ya adelantaba que se habían realizado 13 capturas por diversos delitos en todo el país, en los que había una ciudadana extranjera.

“Nos preocupa (…) la presencia de esta ciudadana”, aseguró Vargas, quien indicó que estaban viendo con la Interpol si tenía antecedentes policiales y los permisos con los que está en el país.

Además de las 13 detenciones hechas durante el día, también se hicieron otras 44 entre el miércoles y el jueves de supuestas personas pertenecientes a las llamadas “primeras líneas”, que son jóvenes encapuchados que participan en la protesta y suelen interponerse entre manifestantes y Policía.

Este jueves se cumplía un año del comienzo de las protestas en Colombia que durante semanas paralizaron al país reclamando más derechos y que dejaron al menos 83 muertos.

Con excepción de disturbios en Popayán y en la Universidad del Valle en Cali, ambas ciudades del suroeste, y en la Universidad Nacional en Bogotá, el país vivió un día de manifestaciones pacíficas, resumió al final de la jornada el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *