El hombre de 21 años acusado de haber disparado el lunes durante un desfile del 4 de Julio en un suburbio de Chicago consideró cometer un segundo ataque en Madison, en el estado aledaño de Wisconsin, informó este miércoles la policía.

Robert Crimo dijo a los investigadores que huyó en el carro de su mamá a Madison, donde “vio más celebraciones” y “consideró seriamente usar el arma que tenía en el vehículo para cometer otro ataque”, afirmó Christopher Covelli, de la policía de Highland Park.

Este segundo ataque no había sido planeado, a diferencia del primero, que preparó durante semanas, añadió.

Para entonces, todavía le quedaban unas 60 balas. La Policía no tiene constancia de que después del primer ataque fuera a Madison de forma intencional y cree que se encontraba por la zona tras haber huido del lugar de los hechos y que contempló atacar de nuevo al ver allí una nueva celebración por el Día de la Independencia.

Los funcionarios judiciales y los agentes del alguacil del condado de Lake miran un monitor durante la audiencia de fianza de Robert Crimo en el Tribunal de Circuito del Condado de Lake en Waukegan, Illinois, el 6 de julio de 2022. (Foto de Antonio Perez / POOL / AFP)

Los funcionarios judiciales y los agentes del alguacil del condado de Lake miran un monitor durante la audiencia de fianza de Robert Crimo en el Tribunal de Circuito del Condado de Lake en Waukegan, Illinois, el 6 de julio de 2022. (Foto de Antonio Perez / POOL / AFP)

El joven disparó el lunes contra la multitud desde el tejado de un comercio justo cuando acababa de comenzar el desfile. Mató a siete personas y otra treintena resultaron heridas.

Después de ser detenido el lunes por la noche cerca de Chicago, fue interrogado por la policía de Highland Park y facilitó “una declaración voluntaria a los investigadores confesando sus actos” durante una comparecencia por videoconferencia ante un juez, dijo el fiscal adjunto Ben Dillon.

En su comparecencia virtual ante el tribunal este miércoles para ser acusado de siete cargos de asesinato no dijo nada más que confirmar que no tenía abogado y pedir que se le asignara un defensor público para su caso.

El juez Theodore Potkonjak rechazó la libertad bajo fianza. El sospechoso, de cabello hasta la nuca y tatuajes en el cuello y la cara, permaneció impasible durante la comparecencia.

Crimo regresará a la corte el 25 de julio para su audiencia preliminar.

En rueda de prensa el fiscal Eric Rinehart no quiso especular sobre el móvil del ataque, pero dice que tenía una obsesión con los números 47, que es 7/4 inverso, la fecha del ataque.

Si se le declara culpable Robert Crimo, acusado de siete asesinatos, se enfrenta a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Comparecerá ante otro juez del Tribunal de Waukegan el 28 de julio.

Sus padres no han sido acusados, pero contrataron a un abogado que el martes por la noche habló en su defensa, insistiendo en que “no hicieron nada malo” y que no había “señales de alerta” para informar.

El martes, la policía contó cómo el padre de Crimo lo patrocinó para obtener una tarjeta FOID, la licencia necesaria para comprar un arma, en 2019 cuando tenía 19 años. Fue dos meses después de un incidente en la casa donde la policía dijo que confiscó 16 cuchillos, una daga y una espada después de que Bobby amenazara con ‘matar a todos’ en su familia.

En medio de un intenso escrutinio de la decisión de ayudar a su hijo a comprar un arma, el abogado del padre dijo que la policía “no podría haber estado demasiado preocupada” porque le devolvieron los cuchillos a Bobby dos semanas después. ‘La policía les devolvió esos cuchillos dos semanas después de que se los quitaron.

Compró el arma por internet

El atacante del desfile de Highland Park, Bobby Crimo, compró su rifle Smith & Wesson en línea y luego lo recogió en una tienda local. El joven de 21 años había sido interrogado por la policía de Highland Park: un intento de suicidio en abril de 2019 y un incidente en noviembre de ese mismo año en el que un familiar alertó a las autoridades de que tenía varios cuchillos y que “iba a matarlos a todos”, pero aún podía comprar legalmente el arma Smith & Wesson M&P 15 por entre $700 y $800 en línea en el sitio web Buds Gun Shop.

Lo envió a Red Dot Arms, una tienda 30 millas al norte de Highland Park. El propietario de esa tienda de armas insistió al medio The Daily Beast el miércoles que llenó toda la documentación necesaria para vincular a Crimo con el arma: anotó el número de serie, su nombre y su dirección.

Además del rifle que presuntamente utilizó en el ataque, los agentes encontraron otro rifle en el vehículo que utilizó para tratar de huir, dos pistolas y una escopeta, todas compradas legalmente.

Para pasar desapercibido, el sospechoso se vistió de mujer con el fin de esconder sus tatuajes faciales y su identidad.

Desde comienzos de 2022, un total de 317 personas han perdido la vida en EE.UU. en tiroteos “masivos”, de acuerdo a los datos de Gun Violence Archive, que documenta este tipo de violencia.

Esa organización considera como “tiroteo masivo” aquellos con al menos 4 víctimas, ya sean muertos o heridos, entre los que no se incluya el autor del tiroteo, en caso de que haya fallecido o sufrido heridas. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *