Ucrania cuenta con un sistemas avanzados de misiles facilitado por EE. UU. para su ofensiva contra Rusia. Se trata de un sistema Himars (High Mobility Artillery Rocket System) o MLRS, una unidad móvil que puede hacer lanzamientos múltiples de misiles de precisión guiados.

Tanto Ucrania como Rusia ya operan sistemas MLRS, pero los Himars tienen un rango de alcance y de precisión superior.

Este lanzamisiles se trata de una versión modernizada del sistema M142 Himars, montado en un ágil sistema sobre ruedas y más livianos que la versión sobre orugas del M270 MLRS desarrollado en los años 70, detalló la Afp.

El sistema Himars tiene un alcance promedio de 80 kilómetros con una batería precargada de seis misiles guiados de 227 mm (los M270 tienen dos), o bien una carga de misiles tácticos ATACMS.

Un pequeño grupo puede operar el Himars y cambiar una carga de misiles disparada y montar una nueva en minutos, sin ayuda de otros vehículos.

Los misiles guiados por GPS que dispara el Himars tienen un alcance que casi duplica el de los obuses M77.

Esos casi 80 kilómetros de alcance libran al Himars de la artillería enemiga, mientras que ponen a las baterías rusas en riesgo.

Este sistema también puede poner bajo amenaza los suministros rusos que sufren por deficiencias logísticas.

El ejército estadounidense _que también cuenta con los sistemas ATACMS, cuyo rango de alcance llega a los 300 kilómetros_ ya tiene unidades Himars en Europa; y dos países miembros de la OTAN, Polonia y Rumania, también los han adquirido.

Los Himars han sido utilizados por el Ejército de EE.UU. en numerosas campañas, incluida la guerra en Siria y Afganistán. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.