Un adolescente que desarrolló un dron que detecta minas terrestres ha sido elegido el ganador de $100 000 por el Premio Estudiantil Global de Chegg.org. Se trata de Igor Klymenko, un joven de 17 años que se refugió en un sótano del campo en Ucrania cuando comenzó la invasión rusa y se dedicó a refinar su dispositivo.

El Premio Estudiantil Global es otorgado a un estudiante excepcional que haya tenido un impacto real en el aprendizaje, la vida de sus compañeros y en la sociedad, y fue Igor quien se hizo acreedor de este reconocimiento y lo aceptó en la reunión de la Iniciativa Global Clinton durante la semana de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Al comienzo de la guerra en Ucrania, Igor se mudó a un área campestre desde donde completó sus estudios de último año de bachillerato. Durante los primeros meses de la invasión, el adolescente impartía clases en línea de matemáticas y física para ayudar a sus compañeros a estudiar en medio del conflicto.

En el tiempo que no estudiaba o daba clases, Igor se dedicaba a trabajar en el proyecto al que le había dedicado los últimos años de su vida: un dron que detecta minas terrestres.

Foto: Ministry of Good Spirit

Foto: Ministry of Good Spirit

El Cuadricóptero Detector de Minas

El Cuadricóptero Detector de Minas de Igor, como se le conoce al dispositivo, ha recibido dos patentes oficiales de Ucrania, detecta minas terrestres antipersonal y antivehículo y proporciona coordenadas de su ubicación dentro de dos centímetros.

Debido a que el dispositivo vuela, puede detectar minas sin activarlas. Igor ahora está trabajando para mejorar el dron agregando nuevas tecnologías: rociar pintura para marcar la ubicación de la mina y usar tecnología de inteligencia artificial para identificar el tipo de mina terrestre y el mejor curso de acción para una remoción segura.

Según un informe de la ONU, alrededor de 14,5 millones de personas de 60 países viven en áreas contaminadas con minas terrestres.

El dron desarrollado por el adolescente es el resultado de su pasión por generar conciencia y resolver el problema mundial de las minas terrestres. Cuando Rusia invadió Crimea en 2014, Igor sabía que quería ayudar a su país. El joven decidió entonces aplicar sus conocimientos para desarrollar robots para desminado. Tiempo después, comenzó a pensar en cuadricópteros y drones.

Su últimpo proyecto ha sido presentado con éxito en numerosos concursos y exposiciones. Fue finalista del X Festival de Proyectos Innovadores ‘Sikorsky Challenge 2021: Ucrania y el Mundo’ y ganó la medalla de oro en la categoría junior en la 21st Technology Exhibition (MTE) de Malasia 2022.

Desde el reconocimiento de su dispositivo, Igor ha colaborado con organizaciones científicas y humanitarias para desminar los territorios de posguerra del país. Con la ayuda de la financiación de la ONG finlandesa Ministry of Good Spirit, que recibió después de participar en el programa ucraniano-finlandés para empresas emergentes, el adolescente ha desarrollado dos prototipos funcionales de su dispositivo.

El joven actualmente estudia en la Universidad de Alberta, en Canadá. También está cursando un título en línea a tiempo parcial en automatización de tecnologías integradas por computadora en el Instituto Politécnico Igor Sikorsky Kyiv de la Universidad Técnica Nacional de Ucrania.

(I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *