Dinero. Hablando de forma práctica, lo necesitamos para vivir. Lo usamos para conseguir comida, ropa… para adquirir un lugar para vivir. Hasta cierto punto, influye en casi todas las decisiones que tomamos todos los días. ¿Cómo pueden los cristianos evitar que algo que está en todas partes se convierta en una presencia idolatrada y malsana […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *